Fondo Logo

GUADIANA MÁGICO Aunque de origen malagueño, Antonia María Sánchez lleva muchos años afincada en Huelva, donde es profesora de Ciencias Sociales. Ese territorio tartésico, limítrofe con Portugal y al que un domina un Guadiana agigantado antes de fundirse con la mar oceana, es el que la autora habita orgullosamente, las antenas siempre apuntadas hacia los dos fraternales países.

Su pasión por la literatura, leemos en la Biografía de mujeres andaluzas, la indujo a componer la Antología de los Poetas del Guadiana, obra bilingüe que ha venido utilizándose generosamente en los centros educativos de las poblaciones próximas al río. Suyas son también la Antología de los poetas del Algarve-Alentejo y Andalucía Occidental, igualmente en las dos lenguas que Pessoa calificó como hermanas, enriquecida la publicación con ilustraciones hechas por los alumnos de los Talleres de pintura del área municipal de las dos regiones fronterizas, y la Antología de los poetas de Ayamonte. Cabe recordar aquí sus infatigables colaboraciones en diferentes periódicos, sobre todo Baixo Guadiana, y algunos on line, de ambos países, más los “itinerarios didácticos” de las reservas protegidas de Castro-Marín y Ría Formosa, sin omitir su proyecto “Siete leguas río arriba”, para dar a conocer el Guadiana.

Al saudadoso curso , que entra y sale por las dos naciones con la misma facilidad que lo hacemos tantos de nosotros, enamorados de una y otra, cuyo nombre funde resonancias musulmanas y latinas, si el orónimo no nos retrotrae a épocas prerromanas, está dedicada la obra. “Esta antología es un homenaje al río Guadiana y a sus grandes poetas y escritores que vivieron y viven en una u otra margen”, explica el preliminar. Entre los autores cuya colaboración se agradece, sobresale la figura del catedrático Juan Francisco Zamora Cabanillas, fallecido en plena madurez creadora (Badajoz, 2010) y cuya tesis doctoral constituye todavía hoy el mejor estudio de estas aguas.

Poetas onubenses, castellanos, lusos y extremeños se concitan aquí, por voluntad de la autora, para enaltecer un paisaje único, de insuperable belleza. Así lo sintieron y expresaron en bellos poemas a lo largo del último siglo, entre otros muchos, Jesús Delgado Valhondo, Luis Álvarez Lencero, Antonio Zoido, Pedro de Lorenzo y muy especialmente Manuel Pacheco, sin olvidar un gracioso apunte lírico de Carolina Coronado.

El volumen se ilustra con excelente fotografías en color realizadas por la antóloga

Vale la pena repetir la oración pachequiana, reproducida en contracubierta:

Padre Guadiana que estás en el suelo,
santificadas sean tus aguas,
ven a nosotros con tu naturaleza
de paz y libertad y no perdones
la incivilización de los hombres
que arrojan veneno en tus orillas. Líbranos de las sequías y la muerte
de tus árboles y peces, acaricia los cuerpos
que disfrutan de tus abrazos y
no los conviertas en muñecos de cera.
Y líbranos
para siempre de las tiranías,
odios y guerras. Amén.

Antonia María Sánchez Barba, Ese mágico nombre: Guadiana. Huelva, Editorial Onuba, 2017.

Bandera blanca es un conjunto de relatos cortos, bastante distintos en cuanto a extensión e intensidad, que prologa de forma tan concisa como sustanciosa Fernando R. Lafuente. El experto filólogo resalta las cualidades que más le seducen en el libro: su estructura fragmentaria, la fusión que exhibe de fantasía y realidad, la pluralidad de estilos (narraciones, diálogos, monólogo interior, sketch, anécdotas, epístolas, aforismos, cuentos), su inspiración en la vida cotidiana y la pulcritud del lenguaje. Súmense el humor irónico, más los constantes registros de suma actualidad, para convencer sobre la escritura de un escritor polifacético, cuya prosa se percibe cada vez más depurada.
Mario Alonso (Badajoz, 1969), licenciado en Ciencias Económicas y Derecho, hombre de empresa, combina actividad profesional con el ensayo financiero y la creación literaria. Sus Relatos liberados, aparecido el 2013, más las colaboraciones en dos obras colectivas, En la Frontera (2014) y El Cronógrafo (2016), vienen a confirmar que el espíritu creativo del autor no es flor de un día. Tal vez los ánimos juveniles que le llevarían a participar activamente en la movida madrileña de los años 80 del pasado siglos (con Mario Tenia y Los Solitarios) repuntan ahora en medio de las pre-ocupaciones financieras no del todo absorbentes para alguien con un espíritu tan lúdico como este activo empresario extremeño.
“Cuando se alcanza cierta edad, uno necesita renegociar sus pactos. Me refiero a los acuerdos con tu pareja, con tus hijos, con tu familia… y sobre todo contigo mismo; a las decisiones sobre el tiempo que dedicas al trabajo y al ocio; a relacionarte sólo con las personas que verdaderamente aprecias; a mantener viva la llama de tus ilusiones y tus pasiones. Esta negociación necesita de un armisticio previo, de un tiempo de reflexión. Entretanto, conviene enarbolar una bandera blanca”, leemos en la declaración de intenciones preliminar. Inútil advertir cuántas veces la pacífica albura de la tela engaña sobre supuestos pactos. Así ocurre en la obra.
Alonso más bien parece decidido a agitar ánimos, descubrir segundas intenciones, clavar banderillas a reses adormiladas, poner en solfa los prejuicios clásicos y remover tópicos de cualquier género. El quiebro último, sorprendente, con el que gusta rematar cada microrrelato, alivia las tensiones acumuladas, pese a la concisión de los textos. El pesimismo antropológico perceptible en gran parte de ellos se suaviza con toques de piedad y comprensión ante las debilidades humanas, cuando no de auténtica ternura, más sensible hacia los “perdedores” en los avatares múltiples (negocios, amores, familia) de la vida moderna. Lo que menos perdona es la corrupción de los políticos.
Notables son también las reflexiones de carácter metaliterario, en las que el autor va dejando caer su concepción de la escritura. Las viejas, no perdidas aficiones le llevan a componer piezas como esas ingeniosas “Ecuaciones musicales” (pág. 56), en las que resume humor y conocimientos. Más de una vez, atrevidas prosopopeyas permiten conceder el protagonismo de la narración a entes como un humilde espárrago o un simple vencejo, que pasan a encarnar las veleidades de la condición humana.
Señalaré por último que, en medio del aura cosmopolita dominante, no faltan referencias a Extremadura. Baste recordar el relato “Vadeando” (pp. 97-98), donde este amante de la dehesa evoca el fenómeno de la trashumancia, con tanto peso en la historia de nuestra comunidad.
Mario Alonso, Bandera blanca. Córdoba, Almuzara, 2017

Conocí a Francisco Gallego Santos, profesor de inglés, como miembro de aquel claustro inolvidable que tan concienzudamente laboró en el IES Zurbarán durante los lustros últimos del pasado siglo y principios de éste. Aunque breve tiempo, fue también Director General de Cultura de la Junta de Extremadura. Considerado por todos un profesional irreprochable, reconocido “amateur” en música, pintura y cine, lector tenaz, compuso hace ya tiempo un originalísimo Diccionario, ingenioso e iconoclasta, Las 4.000 palabras más frecuentes en inglés—mor or less ( Publicaciones Formativas, 1995 ). Otros textos suyos bien habrían merecido trascender los límites de la edición casera.
Esta vez se propuso publicar artesanalmente, pero de forma exquisita, un volumen antológico de casi 300 páginas, Poesía embotellada, con el subtítulo “Cosecha recogida y seleccionada por John Silver”. El nombre del filibustero tullido que Stevenson inmortalizase en La isla del tesoro resulta muy oportuno para enmarcar un libro que el propio autor dice haber sido pirateado en Badajoz como vendimia de este reseco 2017.
La recolección tuvo lugar en viñas bien distantes en el espacio y el tiempo. Los poemas, todos los cuales tienen el vino como núcleo temático, proceden de la antigüedad grecolatina, el mundo judío, la cultura musulmana (perdonen los fanáticos del Islam), los clásicos españoles, el romancero popular, los románticos anglosajones, los modernistas de varias lenguas y los escritores hispanoamericanos.
Para mayor deleite del lector, los poemas se adornan con la reproducción de hermosísimas pinturas, igualmente iluminadas por el espíritu de Baco, solicitadas a los máximos creadores (Manet, Renoir, Van Gogh, Velázquez, Monet, Brueghel, Caravaggio, Teniers, Goya, Sorolla, Matisse, Cezanne, Gauguin, Dalí, Picasso, Chagall, Munch, Botero, etc.), sin olvidar curiosísimas tablas medievales.
En el oportuno colofón –una gran copa mediada, de tinto- leemos que la edición fue preparada escuchando el “Brindis” (Marina) de Emilio Arrieta, en los ilocalizables Talleres Moon de Pardaleras (Badajoz), durante la vendimia de 2017. ¡Bien vale, como creo, un vaso de bon vino! Paco Gallego, Poesía embotellada. Badajoz, autoedición , 2017.

 “!Qué sublimidad para el mal tiene el jesuitismo!”, leemos en La araña negra, célebre novela de Blasco Ibáñez. No menos crítica contra la Compañía de Jesús será otra novela española algo posterior, A. M. D. G., de Ramón Pérez de Ayala. Si bien en las letras castellanas hay textos anteriores de rotundo cariz antijesuítico, como el famoso Diccionario crítico burlesco de Bartolomé José Gallardo (en realidad, un epígono del Dictionnaire philosophique de Voltaire), tan perseguido por la Inquisición. 

Menos agresiva contra la orden religiosa fundada por S. Ignacio se muestra la obra de Agustín Muñoz Sanz, aunque tampoco aquí los jesuitas salgan especialmente bien parados. “Los nuestros son como caballos ligeros, que han de estar siempre a punto para acudir a los rebatos de los enemigos para acometer y retirarse y andar siempre escaramuceando de una parte a otra. Y para esto es necesario que seamos libres y desocupados de cargos y oficios que obliguen a estar siempre quedos”, escribió el antiguo guerrero vasconavarro, que nunca abandonó la fraseología militar. El novelista extremeño recurre a otra alegoría para designar a los de la Compañía de Jesús: los ve como los veloces galgos del Papa, que se esfuerzan denodadamente por allegar al sumo Pontífice las “liebres” más valiosas, aunque en ocasiones se comporten entre sí cual feroces mastines. ("Al final del año, corre más un mastín que un galgo", enseña el refrán español, aquí varias veces repetido).

Se sitúa la narración en el decenio último del XVI. El mundo católico (escindida Europa por la Reforma protestante) tiene dos supremos líderes: el rey español, Felipe II, y el Pontífice romano, Clemente VIII. En la penumbra, dos instituciones aspiran igualmente a controlar los hilos del poder: la Inquisición hispanorromana, que dirige por entonces Quiroga, el cardenal de Toledo, y la propia Compañía de Jesús, bajo el mando de Acquaviva, “el papa negro”. Todos son recias personalidades. Podrían entenderse bien y combinar de manera armónica sus intereses, pero los prejuicios, orgullo y acaso la deficiente información lo dificultan. A las contradicciones internas de dichas entidades se suman otros factores que inducen disturbios: el expansionismo luterano-calvinista, la amenaza turca, las exigencias de un Nuevo Mundo que evangelizar, los enigmas de China y Japón o el cansancio mismo de tantas tensiones.
La novela narra la actuación de bien definidos personajes que a final de la centuria concurren en Roma para defender tesis, proyectos políticos y programas religiosos acordes con la institución a la que sirven: el trono, la tiara, el sacro Tribuna y la orden jesuita. El relato es absolutamente fiel a la veracidad histórica, producto del serio trabajo de documentación que el novelista hubo de asumir. Las licencias literarias del texto se sitúan en el lenguaje, compuesto con indeclinable voluntad de estilo, con una prosa de extraordinaria pulcritud y sin apenas decaimientos.
El núcleo del relato se centra en torno a la organización de la V Congregación General de la Compañía, órgano supremo de los Jesuitas. La demandan unos, sobre todo los de la provincia de España, entre los que sobresalen los ”memorialistas”, empeñados en reformar la Orden y conseguir mayor independencia frente al procurador general. Éste se opone y, forzado al fin, intenta manipularla. El sumo Pontífice, el rey lusoportugués y la Inquisición quieren estar al tanto de los acontecimientos, sin renunciar a influir en los mismos. Ahí darán sus respectivas batallas otros personajes que también brillan en estas páginas: José de Acosta, el conocido etnógrafo; el cardenal Francisco de Toledo, jesuita como éste y el historiador Pedro de Ribadeneyra, sin olvidar al mismo Greco, cuyo gran cuadro, El entierro del conde de Orgaz, es presentado como una composición alegórica de aquella coyuntura histórica.
En resumen, un texto brillante, una novela histórica bien construida, un libro sobre la condición humana allende las adscripciones religiosas.

Agustín Muñoz Sanz, Los galgos del Papa. Badajoz, Tecnigraf/Periódico HOY, 2017

Últimas Noticias

El profesor extremeño Dionisio Martín Nieto ha ganado, junto con el investigador José María Suazo, el XIX Premio Internacional de Investigación de la Fundación Foro Jovellanos. El certamen se falló...
“Eduardo Naranjo/Obra reciente” es el título de una exposición con la que el Palacio de Gaviria, en los aledaños de la Puerta del Sol, inaugura su espacio de exposiciones situado en el Patio Andaluz de este...
Sus presidentes apostaron por intensificar los programas de colaboración El viernes 18 de mayo visitó el palacio de Lorenzana, sede la RAEX, una importante delegación de la Academia Nacional de...
El jurado del XX Premio de Poesía García de la Huerta declaró ganador el poemario Cuerpo sin voz, de Emilia Oliva García. El premio lo convoca el Instituto de Educación Secundaria Suárez de Figueroa y está...
La historia está llena de guerreros casi sobrehumanos que, sin más ayuda que una espada, logran detener a costa de su vida a un sin fin de enemigos. Entre los más populares destaca un combatiente...
More inActividades  

Agenda

La XIX Feria del Libro de Cáceres contará con 19 expositores, 42 presentaciones y la presencia de la finalista del Premio Planeta, Cristina López Barrios, y Pilar Eyre como ya adelantó HOY. Además,...
La Real Academia de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, en Madrid, acogerá el día 17 la mesa redonda 'Cipriano Segundo Montesino (1817-1901): un extremeño en el origen de la Real Academia de...
Un fotógrafo, Pedro Casero, un pintor, Jorge Juan Espino, y un escultor, José Luis Hinchado, han unido sus trayectorias en una asociación que ha generado una extensa actividad expositiva. Sus...
La sala Europa del complejo cultural San Francisco acoge, hoy a las 19,30 horas, la presentación del libro del mago cacereño Jorge Luengo 'Supertrucos mentales para la vida diaria'. La publicación,...
More inAgenda  

Libros Recomendados

El Club Senior de Extremadura que, impulsado por el Presidente, José Julián Barriga Bravo, y sus colaboradores, alcanza ya los dos centenares de miembros, celebró en Garrovillas de Alconétar su V...
Parece indudable que, al menos durante la primera mitad del siglo XVI, cuando se conformó la Europa moderna, nadie tuvo mayor prestigio que Erasmo (Rotterdam, 1466-Basilea, 1536). Es un acierto que...
El libro de los retablos
Domingo, 17 Junio 2018
Llegado a España desde la Italia renacentista, el soneto arraigó pronto y alcanzó cumbres excelsas con nuestros grandes escritores del Siglo de Oro (Quevedo quedará como su creador máximo), pese a...
Áspera seda de la muerte
Jueves, 07 Junio 2018
Áspera seda de la muerte resultó ganadora del XXI Premio de Novela Ciudad de Badajoz 2017. El oxímoron del título anuncia ya el juego de contradicciones, enfrentamientos y dualidades que ofrece,...
Sobre la violencia
Miércoles, 30 Mayo 2018
Hace casi cincuenta años (1969), se publicaba On violence, corto pero sustancioso ensayo de una de las pensadoras occidentales con mayor prestigio, Hanna Arendt (Linden, Hannover, 1906-Nueva York,...

Últimas Publicaciones

Desde que el año 1992 se descubriese en Barcarrota una biblioteca emparedada, que Fernando Serrano demostró pertenecía al médico judío Francisco de Peñaranda, dicho pueblo, próximo a la frontera...
Libertad González Nogales y Cayetano Ibarra, Memoria de Libertad. Zafra, Imprenta Rayego, 2018. Cayetano Ibarra ha puesto la letra al relato oral con el que fue recomponiendo su vida Libertad, una...
-Cortés Cortés, Fernando (dir.), Revista de Estudios Extremeños, 2017-III. Badajoz, Centro de Estudios Extremeños. Tomo LXXIII de la clásica revista extremeña, recoge en sus casi 800 páginas...
Francisco Joaquín Pérez González, Elisa. Barcarrota, autoedición, 2018-05-26 Escritor polifacético, promotor de ediciones (siempre relacionadas con su terruño natal, Barcarrota) y etnógrafo, Pérez...
Revista anual, con 160 páginas, que edita la sólida asociación cultural donmbenitense. Aparte la Memoria de actividades y las páginas de creación (literara, musical y artística), el número recoge...
More inPublicaciones  

Boletines

Partituras: Ave Maris Stella, La Pirroquia, Canción al Niño Jesús. Miguel del Barco Gallego (PDF) Francisco Fernández Golfín (I) Notas para una biografía del diputado doceañista extremeño. Carmen Fernández-Daza...
Descargar (PDF) MIGUEL DEL BARCO GALLEGO: Partituras: Dos Elegías, Himno de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes y Marcha Académica.PDF ANTONIO GALLEGO GALLEGO: Música y...
Descargar (PDF) FRANCISCO JAVIER PIZARRO GÓMEZ: José Miguel Santiago Castelo (in memoriam). PDF JOSÉ ANTONIO ZAMBRANO, Pesar de un son. PDF CARLOS MEDRANO, Poema Casteliano. PDF CARLOS GARCÍA...
Descargar (PDF) - Necrológica: Don Francisco Tejada Vizuete y Don Félix Grande Lara (in memoriam). PDF- JOSÉ MIGUEL SANTIAGO CASTELO: Orción al Cristo del Humilladero. A Francisco Tejada Vizuete....
More inBoletín  

Contacto Real Academia de Extremadura

Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes

Palacio de Lorenzana.

C/ de la Academia s/n.
Apdo. 117 C.P. 10200 Trujillo

Tels.: 927-32 3109 

© 2015 Your Company. All Rights Reserved. Designed By JoomShaper