Fondo Logo

Una de las lacras sociales que más rechazo provoca, sin que por ello parezca disminuir su intensidad y frecuencia, es la “violencia de género”. Tan grave resulta, que no cabe sino el aplauso frente a cuanto denuncie y trate de frenar tan execrable fenómeno. Aplaudimos, pues, las “voces extremeñas” que se han alzado para decir basta, en este caso la de los escritores concitados por la AEEX en esta antología.
Una larga veintena de poetas y narradores, en similar número, van alternándose en la condena, más o menos explícita, mejor o peor formulada, de las agresiones que sufren las mujeres (sin duda, las víctimas habituales). Se nos entregó un ejemplar del bien diseñado a los asistentes al Congreso de la Asociación de Escritores Extremeños que se acaba de celebrar en Villanueva de la Serena (20/21-0ctubre-2018).
Nombres consagrados unos, menos conocidos otros, de todas las edades, interpelan y no dejarán indiferente a ningún lector, según resalta Miguel Ángel Gallardo, presidente de la Diputación editora, en un prólogo poco convencional.
Versos y prosas de Irene Sánchez Carrón, Adolfo Gómez Tom-e, Basilio Sánchez, Yolanda Regidor, Carmen Hernández de Zurbano, Javier Sánchez, Judith Rico, Juan Ramón Santos, Hilario Jiménez Gómez, Mario Peloche, José Antonio Ramírez Lozano, Susana Martín Gijón, Juan María Hoyas Santos, Cari Jiménez, José Cercas, Víctor Guerrero, Faustino Lobato, Efi Cubero, Carlos Medrano, Chelo Pineda Pizarro, Carlos García Mera, Juana Vázquez Marín, Emilia Oliva, Gabino Sánchez Llamazares, Plácido n Ramírez Carrillo y José Manuel Díez se conjuntan.
“Este libro –leemos en el colofón – se imprimió en julio de 2018, en los meses en que las palabras de la escritora y activista Chimamanda Ngozi Adichie quieren hacerse realdad: ´hoy me gustaría pedir que empecemos a soñar con un plan para un mundo distinto. Un mundo más justo. Un mundo de hombres y mujeres más felices y más honestos consigo mismos”. AA.VV., Basta. Voces extremeñas contra la violencia de género. Badajoz, Diputación provincial, 2018

Una de las lacras sociales que más rechazo provoca, sin que por ello parezca disminuir su intensidad y frecuencia, es la “violencia de género”. Tan grave resulta, que no cabe sino el aplauso frente a cuanto denuncie y trate de frenar tan execrable fenómeno. Aplaudimos, pues, las “voces extremeñas” que se han alzado para decir basta, en este caso la de los escritores concitados por la AEEX en esta antología.
Una larga veintena de poetas y narradores, en similar número, van alternándose en la condena, más o menos explícita, mejor o peor formulada, de las agresiones que sufren las mujeres (sin duda, las víctimas habituales). Se nos entregó un ejemplar del bien diseñado a los asistentes al Congreso de la Asociación de Escritores Extremeños que se acaba de celebrar en Villanueva de la Serena (20/21-0ctubre-2018).
Nombres consagrados unos, menos conocidos otros, de todas las edades, interpelan y no dejarán indiferente a ningún lector, según resalta Miguel Ángel Gallardo, presidente de la Diputación editora, en un prólogo poco convencional.
Versos y prosas de Irene Sánchez Carrón, Adolfo Gómez Tom-e, Basilio Sánchez, Yolanda Regidor, Carmen Hernández de Zurbano, Javier Sánchez, Judith Rico, Juan Ramón Santos, Hilario Jiménez Gómez, Mario Peloche, José Antonio Ramírez Lozano, Susana Martín Gijón, Juan María Hoyas Santos, Cari Jiménez, José Cercas, Víctor Guerrero, Faustino Lobato, Efi Cubero, Carlos Medrano, Chelo Pineda Pizarro, Carlos García Mera, Juana Vázquez Marín, Emilia Oliva, Gabino Sánchez Llamazares, Plácido n Ramírez Carrillo y José Manuel Díez se conjuntan.
“Este libro –leemos en el colofón – se imprimió en julio de 2018, en los meses en que las palabras de la escritora y activista Chimamanda Ngozi Adichie quieren hacerse realdad: ´hoy me gustaría pedir que empecemos a soñar con un plan para un mundo distinto. Un mundo más justo. Un mundo de hombres y mujeres más felices y más honestos consigo mismos”. AA.VV., Basta. Voces extremeñas contra la violencia de género. Badajoz, Diputación provincial, 2018

Durante los días 9 y 10 de noviembre de 2016 tuvo lugar en Badajoz un encuentro sobre un personaje extraordinario, Gómez Suárez de Figueroa, más conocido como el Inca Garcilaso de la Vega (Cuzco, 1539-Córdoba, 1616), en conmemoración del IV centenario de la muerte del “primer intelectual mestizo”. Organizado por el Centro Extremeño de Estudios y Cooperación con Iberoamérica (CEXECI), tuvo apoyo de la R. Academia de Extremadura, la Unión de Bibliófilos Extremeños y la R. Sociedad Económica de Amigos del País de Badajoz, en cuya sede se celebraron las oportunas sesiones. El presente volumen de actas recoge los trabajos expuestos.
Hijo del capitán extremeño Sebastián Garcilaso de la Vega y de la princesa Chimpu Ocllo, sobrina del Inca real Huayna Cápac, se educó en el colegio para indios nobles de Cuzco, donde también estudiaron otros mestizos con sangre peruana y extremeña, retoños de los Altamirano, Pizarro y demás conquistadores. Teniendo el quechua como lengua materna y sólo veinte años, vino a España para mejorar fortuna, según creía merecer de sus ancestros por ambas líneas. Apenas lo consiguió y, salvo algunas intervenciones militares con los ejércitos del Rey, llevará una existencia retirada en Montilla y Córdoba, al amparo de su tío Alonso de Vargas, en buen trato con los Jesuitas de la provincia. Como hombre del Renacimiento, a imitación del eximio poeta homónimo y familiar (en ningún trabajo se alude a esta relación de parentesco) supo unir pluma y espada, si bien a aquel hombre de las dos culturas le rondaban ya los impulsos melancólicos del Barroco.
Consciente de la gran carencia del Imperio andino, el extraordinario Tahuantinsuyo, que careció de escritura (pese a los kipus y otros métodos de comunicación), el Inca Garcilaso asumió asentar por escrito la verdadera historia de los Incas. Para ello contaría con lo aprendido de familiares y amigos, los informantes que pudo recabar y la bibliografía al uso (el llerenense Cieza de León, entre otros). Sabemos que fue un notable bibliófilo, según se deduce de su inventario de bienes (levantado al morir y conservado en el Archivo Provincial de Córdoba).
Aparte un texto genealógico, la Relación de descendencia (estudiada aquí por Evangelina Soltero Sánchez, profesora en la Complutense) y de la elogiada versión que hizo de los Diálogos de amor de León Hebreo (el hijo de Isaac Abrabanel, judío refugiado durante algún tiempo en la aljama de Segura de León), Garcilaso fue autor de La Florida del Ynca (historia de la fallida expedición de Hernando de Soto) y, muy especialmente, de los Comentarios Reales (Lisboa, 1609) y la Historia general del Pirú (Córdoba, 1616), en realidad dos partes de la misma empresa intelectual: la historia de su tierra hasta Atahualpa, primero, y después de la destructiva llegada de los españoles.
Este “hombre entre dos mundos” (Juan Gil, académico de la RAE), excelente conocedor del mundo andino, tan complejo (José Ignacio Úzquiza, UEX), inspirado, pese a continuas frustraciones por una utopía más próxima a las “reducciones” levantadas por la Compañía de Jesús que a las tesis revolucionarias de Las Casas (José Carlos González Boixo (Universidad de León), orgulloso de su mestizaje y de la “nación indiana” tanto como de la española (Mercedes Serna, Universidad de Barcelona), que rehusó afincarse en la Sevilla efervescente de su época (Carmen de Mora, Universidad de Sevilla), fue un tenaz lector y alguien cuyas páginas no desconocería Cervantes, según sugiere la novela Persiles (Marta Ortiz Canseco, Universidad de la Rioja).
No todos los indios eran iguales para él (que los había, dice, bien lejos de una conducta honorable). Ni todos los españoles (a quienes acusa a menudo de ambiciosos, violentos e incapaces de comprender y salvaguardar los grandes logros socioeconómicos y culturales alcanzados por los Incas). La mejor receta para construir la Nación con la que soñaba, estaría en multiplicar las dosis de humanitarias que en las actuaciones políticas extendieron sus ancestros del Perú, auténticos cristianos sin bautizar (que se lo pregunten a los pueblos sometidos, le responderá alguien).
Según reconoce Vargas Llosa, el Inca fue excelente escritor, uno de los grandes del Siglo de Oro, dueño de una prosa pulcra, que practica la casi constante intromisión del yo autoral en el discurso narrativo sin que los lectores experimenten molestia alguna. César Chaparro Gómez (coord.), El Inca Garcilaso de la Vega, primer intelectual mestizo. Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste, 2018.

Un nuevo número de este “Boletín de Relaciones Transfronterizas” (226 págs.), que dirige Moisés Cayetano, está ya en la calle. Su entrega anual supone siempre un aldabonazo para proseguir en la intensificación de relaciones entre dos países hoy tan próximos como España y Portugal, o, si se quiere mejor, dos regiones tan similares como Alentejo y Extremadura.
O Pelourino es a coluna de pedra ou de madeira, colocada en praça ou lugar central e publico, onde eran exibidos e castigados os criminosos. Es el nombre que lleva la revista y suele traducirse al castellano por “picota”. Viene a ser el “rollo” que también se mantiene aún en numerosas plazas extremeñas, sobre todo de Cáceres.
Si las entregas anteriores últimas tuvieron como eje temático las fortificaciones abaluartadas de la Raya, ésta, centrándose en el mismo territorio común a los dos países, se ocupa del exilio, la emigración y la represión, fenómenos aquí tan encarnizados durante el los regímenes de Franco y Salazar e incluso en tiempos posteriores a ambas dictaduras.
Díganlo, si no, personalidades como António Gervasio (Montemor-o-Novo, 1927), modelo de luchador antifascista, cuya biografía bosqueja Helena Pato. Miembro desde su juventud del Partido Comunista, preso y torturado en numerosas ocasiones por la PIDE, él mismo ofrece su testimonio de aquellos horrores. Teresa Fonseca lo complementará con “A raia luso-espanhola e a resistência às ditaduras peninsulares”.
Tras breves apuntes históricos y bibliográficos sobre “la matanza de Badajoz” (1936), Laura Rodríguez Fraile, Cristina Clímaco y el propio director se ocupan del exilio desde ambos lados de la frontera en torno a 1930-1940, más extenso y mejor documentado el artículo de la segunda, profesora en la Universidad de París 8.
Bien conocida entre nosotros por trabajos anteriores, Dulce Simôes suscribe “Exilados e refugiados na frontera luso-espanhola do Baixo Alentejo, nos séculos XIX y XX”, con el admirable ejemplo de Barrancos. Esperemos que algún día la ilustre profesora se ocupe de otro ejemplo de solidaridad portuguesa con republicanos españoles: la generosa acogida en Elvas para con los huidos desde Badajoz tras la insurrección de agosto de 1883.
Luengos lustros lleva el Dr. Cayetano ocupándose sobre la sangría de la emigración que nuestra tierra padece. Lo hace también aquí, con datos que implementa Antonio Pérez Díaz, catedrático de la UEX, en “Extremadura, paradigma de la vocación emigrante de una región fronteriza”. (Vocación o condena, lo cierto es que hoy seguimos desangrándonos, perdiendo lo más valioso de nuestras poblaciones: la juventud). Una auténtica reforma agraria, junto con otras medidas socioeconómicas, pudo servir de freno. De explicar cómo se frustraron medidas similareså trata el artículo último, “Ofensiva contra la Reforma Agraria en el Portugal posrevolucionario”, que suscribe el director. Moisés Cayetano Rosado (dir.), O Pelourinho, nº 22. Badajoz, Diputación provincial, 2018.


Con el patrocinio de la
JUNTA DE EXTREMADURA
Consejería de Cultura e Igualdad


 

Últimas Noticias

More in Actividades  

Agenda

More in Agenda  

Libros Recomendados

  • Monday, 20 July 2020
    Una de las piezas literarias que más me han conmovido es el discurso de José Saramago ante la Academia Sueca al recibir el premio Nobel (1988). El gran novelista portugués, que un día nos hablase en...
  • Saturday, 11 July 2020
    La adelfa es quizás el arbusto dominante en las orillas de todas las corrientes de agua que surcan el territorio extremeño, desde los humildes arroyos a los grandes ríos. Planta ornamental por...
  • Saturday, 11 July 2020
    Ana María Castillo (Berlanga, 1961), que va por el mundo pidiendo perdón porque tal vez ha pisado una mariposa azul o no supo entender el último mensaje de la cigarra desde el almendro, es sobre...
  • Tuesday, 30 June 2020
    Laura Olalla nació (1953) en Garlitos, corazón de la “Siberia extremeña”, donde pasó la niñez. Ya se sabe, la patria de cada persona es la infancia. Lo que se cumple también en esta escritora, pese...
  • Tuesday, 30 June 2020
    Isidro Timón es un nombre bien conocido entre los amantes del teatro. Natural de Cáceres, pero criado en Villanueva de la Vera, que él tiene por su pueblo, comenzó los estudios universitarios de...
More in Libro recomendado  

Últimas Publicaciones

  • Volver a encontrase con R. Rufino Félix constituye siempre una experiencia conmovedora. La hemos sentido, una vez más, en su entrega última (él dice: final, lo que yo ni creo, ni deseo), justamente...
  • Félix Pinero Periodista y escritor No es la primera vez que el historiador del arte y las tradiciones extremeñas, José Antonio Ramos Rubio, acude a la fotografía para revelarnos el pasado de...
  • Desde que el año 1992 se descubriese en Barcarrota una biblioteca emparedada, que Fernando Serrano demostró pertenecía al médico judío Francisco de Peñaranda, dicho pueblo, próximo a la frontera...
  • Libertad González Nogales y Cayetano Ibarra, Memoria de Libertad. Zafra, Imprenta Rayego, 2018. Cayetano Ibarra ha puesto la letra al relato oral con el que fue recomponiendo su vida Libertad, una...
  • -Cortés Cortés, Fernando (dir.), Revista de Estudios Extremeños, 2017-III. Badajoz, Centro de Estudios Extremeños. Tomo LXXIII de la clásica revista extremeña, recoge en sus casi 800 páginas...
More in Publicaciones  

Boletines

More in Boletín  

Contacto Real Academia de Extremadura

Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes

Palacio de Lorenzana.

C/ de la Academia s/n.
Apdo. 117 C.P. 10200 Trujillo

Tels.: 927-32 3109 

© 2015 Your Company. All Rights Reserved. Designed By JoomShaper