Fondo Logo

Natural de Montánchez (1974), licenciado en Filología Hispánica, Hilario Jiménez es profesor de Lengua y literatura españolas. Cronista de su pueblo, ha publicado los libros Historia de Montánchez. Desde sus orígenes hasta el siglo XXI (2008), Montánchez: otro tiempo, otras gentes (2009) y la biografía del montanchego Ángel Pérez Murillo (2014).
Especialista en los autores del 27, la literatura de vanguardia y la poesía española contemporánea, es autor de numerosos artículos, ensayos y ediciones críticas sobre Antonio Machado, Federico García Lorca, Rafael Alberti, María Teresa León, Pablo Neruda, Miguel Hernández, Juan Antonio Gaya Nuño y Félix Grande.
Suyos son los poemarios En un triángulo de ausencias (2003), Versos color naranja (2003), Delirio in extremis de un aguador con sed(2004), Diario de un abrazo (2008), Hoy es siempre todavía (2012), De la noche a los espejos (2015), El coleccionista de inviernos (2016), AQVA (2017) y Para que la vida ocurra(2018). En Antología (im)personal(2015), se ha recogido una amplia selección.
Con Exprimiendo limones de madrugada (2013) ofrecía una selección de las entradas más personales de su blog.
Como ensayista, le pertenecen las obras Lorca y Alberti, dos poetas en un espejo(2001), Alberti y García Lorca, la difícil compañía(2009) y Juan Antonio Gaya Nuño y Rafael Alberti, entre la firmeza y el vuelo(2016).
Otro aspecto de su infatigable actividad creadora es la de editor, con publicaciones como Pablo Neruda, un corazón que se desató en el viento(2005); Félix Grande: Una grieta por donde entra la nieve(2006); Concha de Marco: Celda de castigo(2016); Medio pan y un libro. Breve antología poética de autores cacereños(2016) y Concha de Marco: Y es noche siempre(2017).
Esta última faceta es la que le ha permitido reeditar dos de los últimos trabajos poéticos de su adorado García Lorca, Diván del Tamarit y Sonetos del amor oscuro, ambas publicaciones póstumas, a las que Hilario adjunta un iluminador estudio preliminar, anexos, apéndices e ilustraciones enriquecedoras. Sin haber pretendido una edición crítica, sí se ha esforzado por “ofrecer unos textos lo más fieles posible al deseo de su autor” (pág. 14), sirviéndose para los mismos del manejo de los manuscritos originales y de las herramientas bibliográficas oportunas e introduciendo algunas leves variantes respecto a las ediciones más conocidas. (La singular ortografía de Lorca, una leve dislexia y farragosa ortografía pueden inducir a equívocos).
Dedica el trabajo a su maestro Gregorio Torres Nebrera, catedrático de la UEX ya fallecido y agradece al también extremeño Basilio Rodríguez Cañada, en nombre de Sial-Pigmalión que el libro vea la luz.
Diván del Tamarit, aunque los textos se fechen entre 1931-1935, no se publicaría hasta 1940 (Nueva York, Revista Hispánica Moderna). Lorca le quiso dar un trasfondo árabe (“Diván” significa en persa “colección”) en homenaje a su Granada (“Tamarit” es el nombre de una huerta de su tío). Lo compuso en estrofas de tradición arábigoandaluza: once “gacelas” y nueve “casidas”, si bien, según explicaba Emilio García Gómez en un proyectado prólogo (1935), que Hilario Jiménez anexa, la métrica lorquiana no se atuvo estrictamente a la norma tradicional. El amor y la muerte volvían a ser los grandes temas del granadino.
En cuanto a los Sonetos del amor oscuro, no aparecerían hasta de manera conjunta hasta 1983 y han sido ocasión de numerosos estudios. Se sabe que el término “oscuro” venía connotando para el poeta, desde la estancia en Nueva York, referencias a la homosexualidad. “Epéntico” convicto, enamorado de tantos (tal vez de Rafael Rodríguez Rapún como de ninguno), Lorca se mostrará como se sentía en estos magníficos sonetos.
Federico García Lorca, Diván del Tamarit /Sonetos del amor oscuro. Edición de Hilario Jiménz Gómez. Madrid, Sial, 2018

Natural de Ibiza (n. 1963), donde reside, Valero se enfrenta a los envites de la insularidad y un turismo agobiante amparándose en la lectura y la escritura sin tregua. Premio Loewe de poesía, es autor de una importante obra lírica, numerosas novelas y diferentes ensayos, entre los que cabe recordar Experiencia y pobreza. Walter Benjamin en Ibiza, dedicado al gran pensador, también presente en numerosas páginas del texto aquí reseñado.
Duelo de alfiles tiene mucho de libro de viajes, pero el afán del autor por recoger “las confluencias” culturales e históricas, especialmente las literarias, de los rincones que visita, lo aproxima también al género ensayístico. Según confesión propia, hay momentos en que se le impone de manera imperiosa partir del territorio habitado y buscar algún refugio, siquiera sea por breves días. En ocasiones tales, según evocase Kafka en su breve cuento La partida, se descubre lo que argumenta el protagonista interpelado sobre el lugar de destino: “Salir de aquí es mi meta”, responde, relativizando la llegada e incluso la ruta misma (Kavafis).
Valero, cuya pasión por el ajedrez parece combinar armoniosamente con la literatura, conduce a los lectores a cuatro lugares, más algunos adyacentes, en otros tantos capítulos, ilustrándonos sobre las circunstancias del entorno (desde las geográficas a las gastronómicas) y los avatares que allí vivieron algunos de sus visitantes contemporáneos más conocidos por el narrador.
La primera excursión nos conduce hasta Helsinborg (Suecia), desde donde tan fácil resulta bajar a la isla de Fionia (Dinamarca). Así lo hizo Valero, quien pronto recuerda las partidas de ajedrez que allá jugasen dos creadores tan importantes como diferentes entre ellos, Bertolt Brecht y W. Benjamin. “El más honesto de los juegos”, a pesar de cuanto exige su desarrollo (que se lo pregunten al segedano Rui Lope de Segura, el primer campeón de Europa y gran teórico del mismo), facilitaría las conversaciones entre el impetuoso comunista y el tímido marxiano, muchas veces en torno a Kafka, según recogió Benjamin en sus memorias. Los dos escuchan y comentan el discurso pronunciado por Hitler (julio 1934) tras la purga de la “Noche de los Cuchillos Largos”, precursora de tantas calamidades.
Turín es el siguiente escenario, donde la impetuosa personalidad de Nietzsche predomina. En él compuso uno de sus libros más comprometedores, Ecce Homo, que el autor dice leer asiduamente desde que su profesor de Filosofía se lo ordenase durante el bachillerato. Y allí tuvo lugar la célebre escena en la que Nietzsche, a punto ya de perder la razón, se abraza compulso a un caballo herido por el látigo del infame cochero. Muy cercano se halla el impresionante Ecce Homo de Caravaggio.
Ausburgo y Munich (el campo de concentración de Dachau está próximo) constituyen el tercer escenario, siempre con el ajedrez de trasfondo. Estamos ante “el gran parque temático del nazismo”, en un entorno donde pudieron confluir el mismo Hitler, Benjamin, Brecht y Kafka, cuyo relato En la colonia penitenciaria era toda una presunción. También los pintores componentes del grupo “El Jinete Azul”, tan odiado por los nazis, entre aquellos Klee, de quien Benjamin adquiere la famosa acuarela titulada Angelus Novus, tan inspiradora para el filósofo judío. (“Todo ángel es terrible”, así comienza la segunda de las Elegías de Duino,escrita en prosa poética, de Rilke).
Por último, este viajero-lector impenitente, empecinado en “seguir el rastro de todas las confluencias” (pág. 122), recala en Zurich como periodista especializado en ajedrez para celebrar su 50 aniversario asistiendo al Chess Challenge, torneo de máxima magnitud, algunas de cuyas peripecias se relatan. Rilke se impone en este escenario suizo, que también conoció el encuentro entre personalidades tan poco parejas como Lenin y Tristán Tzara.
Duelo de alfiles apenas enseña nada sobre ajedrez, pero constituye una suprema lección de y sobre literatura.
Vicente Valero, Duelo de alfiles. Cáceres, Periféria, 2018

Mantienen las Universidades italianas le elogiosa costumbre de componer, cuando uno de sus catedráticos se jubila, una obra en homenaje al mismo. Para ello demandan el concurso de determinados especialistas que hayan tenido relaciones con el profesor emérito, mejor aún si son discípulos suyos. Suele suscribir la “laudatio” preliminar un personaje de máximo relieve en el mundo de las letras, las artes o las ciencias. Los trabajos que en el libro se incluyen acostumbran a ser de libre elección, por lo común relacionados con las áreas de estudio de cada colaborador.
Le toca turno a D. Luis de Llera Esteban. Natural de Don Benito (1947) y criado en Badajoz, hispanista e historiador reconocido, fue catedrático de lengua y literatura española en las universidades de Milán (Católica), Trento, Aquila, Génova y nuevamente Milán ((IULM). Combinó tan prolongado ejercicio docente, por el que centenares de profesores le declaran como maestro, con la investigación y la escritura: pasan de cien las obras que ha escrito o coordinado. Son fundamentalmente estudios de historia, ensayos y biografías de pensadores, con especial atención a las cuestiones hispanoamericanas.
Suscribe la presentación del volumen Antonio Scocozza, director de la Maestría Internacional en Ciencia Política Universidad Católica de Colombia/Università degli Studi di Salerno, que delinea con pulcritud y gracia la carrera científica del homenajeado. José Andrés-Gallego, del CSIC, recurre a la honda amistad que con el mismo le une para completar su perfil humano y docente, también con toques de humor.
Una discípula predilecta, Milagrosa Romero Samper, hoy en la Universidad San Pablo CEU de Madrid, evoca la acogida que Llera le dispensó en Milán, recién llegada ella para dar sus primeros pasos por Italia. Pero prefiere pasarse pronto al verso y lo hace con un poema que dedica a Luis, asimilándole a “Prometeo. Héroe ignoto”.
Llera ha venido prestando atención a los filósofos españoles que, fieles a la II República, hubieron de sufrir el exilio, entre ellos Ramón Xirau (América) y María Zambrano (Suiza). No sorprenderán, pues, los trabajos de Alassia Cassani (Universidad de Padua) sobre el barcelonés, ni el de Laura Mariateresa Durante (Universidad Federico II, de Nápoles), “La tumba de Antígona, de María Zambrano. Hacia un saber y un género estilístico nuevos”.
Ya en la órbita de Ortega y sus “circunstancias”, por donde con frecuencia se ha movido el homenajeado, se sitúan las páginas de Paola Laura Gorla (Universidad de Nápoles); Ana María González Luna C. (Universidad de Milán); Giovannna Sococozza (Universidad de Perugia) y la extremeña María José Flores Requejo (Universidad de Aquila), que analiza en “Las raíces de la tradición hispánica: Ramiro de Maeztu ante el teatro de Galdós” la posibilidad entrevista por el primero de establecer puentes entre las “dos Españas” partiendo de la dramaturgia del segundo.
Desde el ámbito latinoamericano o de la diáspora se ubican Ana González-Neira (Universidad de La Coruña) con el sugerente “Santiago y el Camino en las revistas exilio gallego” y Michele Porciello (Universidad de Génova), con su apunte sobre el “parlache”, la jerga de los jóvenes narcotraficantes.
Al campo de la lingüística, con consideraciones de suma actualidad, pertenecen las páginas que suscriben Rosario Minervini (Universidad de Salerno), Laura Sanfelici (Universidad de Génova) y Daniela Zizi (Universidad de Cagliari).
Cierran la obra un índice onomástico y la relación de otros amigos que también decidieron sumarse a tan justo homenaje. No podían faltar los nombres de los Académicos de la R. de Extremadura. Alessia Cassani, María José Flores Requejo y Giovanna Scocozza (eds.), Estudios hispánicos contemporáneos. Bogotá, Penguin Randomn House, 2018

Una de las lacras sociales que más rechazo provoca, sin que por ello parezca disminuir su intensidad y frecuencia, es la “violencia de género”. Tan grave resulta, que no cabe sino el aplauso frente a cuanto denuncie y trate de frenar tan execrable fenómeno. Aplaudimos, pues, las “voces extremeñas” que se han alzado para decir basta, en este caso la de los escritores concitados por la AEEX en esta antología.
Una larga veintena de poetas y narradores, en similar número, van alternándose en la condena, más o menos explícita, mejor o peor formulada, de las agresiones que sufren las mujeres (sin duda, las víctimas habituales). Se nos entregó un ejemplar del bien diseñado a los asistentes al Congreso de la Asociación de Escritores Extremeños que se acaba de celebrar en Villanueva de la Serena (20/21-0ctubre-2018).
Nombres consagrados unos, menos conocidos otros, de todas las edades, interpelan y no dejarán indiferente a ningún lector, según resalta Miguel Ángel Gallardo, presidente de la Diputación editora, en un prólogo poco convencional.
Versos y prosas de Irene Sánchez Carrón, Adolfo Gómez Tom-e, Basilio Sánchez, Yolanda Regidor, Carmen Hernández de Zurbano, Javier Sánchez, Judith Rico, Juan Ramón Santos, Hilario Jiménez Gómez, Mario Peloche, José Antonio Ramírez Lozano, Susana Martín Gijón, Juan María Hoyas Santos, Cari Jiménez, José Cercas, Víctor Guerrero, Faustino Lobato, Efi Cubero, Carlos Medrano, Chelo Pineda Pizarro, Carlos García Mera, Juana Vázquez Marín, Emilia Oliva, Gabino Sánchez Llamazares, Plácido n Ramírez Carrillo y José Manuel Díez se conjuntan.
“Este libro –leemos en el colofón – se imprimió en julio de 2018, en los meses en que las palabras de la escritora y activista Chimamanda Ngozi Adichie quieren hacerse realdad: ´hoy me gustaría pedir que empecemos a soñar con un plan para un mundo distinto. Un mundo más justo. Un mundo de hombres y mujeres más felices y más honestos consigo mismos”. AA.VV., Basta. Voces extremeñas contra la violencia de género. Badajoz, Diputación provincial, 2018

Una de las lacras sociales que más rechazo provoca, sin que por ello parezca disminuir su intensidad y frecuencia, es la “violencia de género”. Tan grave resulta, que no cabe sino el aplauso frente a cuanto denuncie y trate de frenar tan execrable fenómeno. Aplaudimos, pues, las “voces extremeñas” que se han alzado para decir basta, en este caso la de los escritores concitados por la AEEX en esta antología.
Una larga veintena de poetas y narradores, en similar número, van alternándose en la condena, más o menos explícita, mejor o peor formulada, de las agresiones que sufren las mujeres (sin duda, las víctimas habituales). Se nos entregó un ejemplar del bien diseñado a los asistentes al Congreso de la Asociación de Escritores Extremeños que se acaba de celebrar en Villanueva de la Serena (20/21-0ctubre-2018).
Nombres consagrados unos, menos conocidos otros, de todas las edades, interpelan y no dejarán indiferente a ningún lector, según resalta Miguel Ángel Gallardo, presidente de la Diputación editora, en un prólogo poco convencional.
Versos y prosas de Irene Sánchez Carrón, Adolfo Gómez Tom-e, Basilio Sánchez, Yolanda Regidor, Carmen Hernández de Zurbano, Javier Sánchez, Judith Rico, Juan Ramón Santos, Hilario Jiménez Gómez, Mario Peloche, José Antonio Ramírez Lozano, Susana Martín Gijón, Juan María Hoyas Santos, Cari Jiménez, José Cercas, Víctor Guerrero, Faustino Lobato, Efi Cubero, Carlos Medrano, Chelo Pineda Pizarro, Carlos García Mera, Juana Vázquez Marín, Emilia Oliva, Gabino Sánchez Llamazares, Plácido n Ramírez Carrillo y José Manuel Díez se conjuntan.
“Este libro –leemos en el colofón – se imprimió en julio de 2018, en los meses en que las palabras de la escritora y activista Chimamanda Ngozi Adichie quieren hacerse realdad: ´hoy me gustaría pedir que empecemos a soñar con un plan para un mundo distinto. Un mundo más justo. Un mundo de hombres y mujeres más felices y más honestos consigo mismos”. AA.VV., Basta. Voces extremeñas contra la violencia de género. Badajoz, Diputación provincial, 2018

Durante los días 9 y 10 de noviembre de 2016 tuvo lugar en Badajoz un encuentro sobre un personaje extraordinario, Gómez Suárez de Figueroa, más conocido como el Inca Garcilaso de la Vega (Cuzco, 1539-Córdoba, 1616), en conmemoración del IV centenario de la muerte del “primer intelectual mestizo”. Organizado por el Centro Extremeño de Estudios y Cooperación con Iberoamérica (CEXECI), tuvo apoyo de la R. Academia de Extremadura, la Unión de Bibliófilos Extremeños y la R. Sociedad Económica de Amigos del País de Badajoz, en cuya sede se celebraron las oportunas sesiones. El presente volumen de actas recoge los trabajos expuestos.
Hijo del capitán extremeño Sebastián Garcilaso de la Vega y de la princesa Chimpu Ocllo, sobrina del Inca real Huayna Cápac, se educó en el colegio para indios nobles de Cuzco, donde también estudiaron otros mestizos con sangre peruana y extremeña, retoños de los Altamirano, Pizarro y demás conquistadores. Teniendo el quechua como lengua materna y sólo veinte años, vino a España para mejorar fortuna, según creía merecer de sus ancestros por ambas líneas. Apenas lo consiguió y, salvo algunas intervenciones militares con los ejércitos del Rey, llevará una existencia retirada en Montilla y Córdoba, al amparo de su tío Alonso de Vargas, en buen trato con los Jesuitas de la provincia. Como hombre del Renacimiento, a imitación del eximio poeta homónimo y familiar (en ningún trabajo se alude a esta relación de parentesco) supo unir pluma y espada, si bien a aquel hombre de las dos culturas le rondaban ya los impulsos melancólicos del Barroco.
Consciente de la gran carencia del Imperio andino, el extraordinario Tahuantinsuyo, que careció de escritura (pese a los kipus y otros métodos de comunicación), el Inca Garcilaso asumió asentar por escrito la verdadera historia de los Incas. Para ello contaría con lo aprendido de familiares y amigos, los informantes que pudo recabar y la bibliografía al uso (el llerenense Cieza de León, entre otros). Sabemos que fue un notable bibliófilo, según se deduce de su inventario de bienes (levantado al morir y conservado en el Archivo Provincial de Córdoba).
Aparte un texto genealógico, la Relación de descendencia (estudiada aquí por Evangelina Soltero Sánchez, profesora en la Complutense) y de la elogiada versión que hizo de los Diálogos de amor de León Hebreo (el hijo de Isaac Abrabanel, judío refugiado durante algún tiempo en la aljama de Segura de León), Garcilaso fue autor de La Florida del Ynca (historia de la fallida expedición de Hernando de Soto) y, muy especialmente, de los Comentarios Reales (Lisboa, 1609) y la Historia general del Pirú (Córdoba, 1616), en realidad dos partes de la misma empresa intelectual: la historia de su tierra hasta Atahualpa, primero, y después de la destructiva llegada de los españoles.
Este “hombre entre dos mundos” (Juan Gil, académico de la RAE), excelente conocedor del mundo andino, tan complejo (José Ignacio Úzquiza, UEX), inspirado, pese a continuas frustraciones por una utopía más próxima a las “reducciones” levantadas por la Compañía de Jesús que a las tesis revolucionarias de Las Casas (José Carlos González Boixo (Universidad de León), orgulloso de su mestizaje y de la “nación indiana” tanto como de la española (Mercedes Serna, Universidad de Barcelona), que rehusó afincarse en la Sevilla efervescente de su época (Carmen de Mora, Universidad de Sevilla), fue un tenaz lector y alguien cuyas páginas no desconocería Cervantes, según sugiere la novela Persiles (Marta Ortiz Canseco, Universidad de la Rioja).
No todos los indios eran iguales para él (que los había, dice, bien lejos de una conducta honorable). Ni todos los españoles (a quienes acusa a menudo de ambiciosos, violentos e incapaces de comprender y salvaguardar los grandes logros socioeconómicos y culturales alcanzados por los Incas). La mejor receta para construir la Nación con la que soñaba, estaría en multiplicar las dosis de humanitarias que en las actuaciones políticas extendieron sus ancestros del Perú, auténticos cristianos sin bautizar (que se lo pregunten a los pueblos sometidos, le responderá alguien).
Según reconoce Vargas Llosa, el Inca fue excelente escritor, uno de los grandes del Siglo de Oro, dueño de una prosa pulcra, que practica la casi constante intromisión del yo autoral en el discurso narrativo sin que los lectores experimenten molestia alguna. César Chaparro Gómez (coord.), El Inca Garcilaso de la Vega, primer intelectual mestizo. Fundación Academia Europea e Iberoamericana de Yuste, 2018.


Con el patrocinio de la
JUNTA DE EXTREMADURA
Consejería de Cultura e Igualdad


 

Últimas Noticias

More in Actividades  

Agenda

More in Agenda  

Libros Recomendados

  • Tuesday, 30 June 2020
    Laura Olalla nació (1953) en Garlitos, corazón de la “Siberia extremeña”, donde pasó la niñez. Ya se sabe, la patria de cada persona es la infancia. Lo que se cumple también en esta escritora, pese...
  • Tuesday, 30 June 2020
    Isidro Timón es un nombre bien conocido entre los amantes del teatro. Natural de Cáceres, pero criado en Villanueva de la Vera, que él tiene por su pueblo, comenzó los estudios universitarios de...
  • Saturday, 13 June 2020
    Es Luis Sáez (Cáceres, 1966) uno de los ensayistas extremeños más fecundos y lúcidos. Entre tantos de los suyos, a mí sigue atrayéndome especialmente Animales melancólicos. La invención literaria de...
  • Monday, 08 June 2020
    Como si un ángel es una conmovedora narración, que combina armónicamente instancias históricas, documentalistas y literarias en torno a la figura de la joven Gisela Tenenbaum, “desaparecida” entre...
  • Saturday, 30 May 2020
    José Luis Muñoz (Salamanca, 1951), hombre polifacético, es sobre todo novelista. Como tal, ha sido galardonado con muchos de los más importantes premiosos españoles: el Azorín, Tigre Juan, Café...
More in Libro recomendado  

Últimas Publicaciones

  • Volver a encontrase con R. Rufino Félix constituye siempre una experiencia conmovedora. La hemos sentido, una vez más, en su entrega última (él dice: final, lo que yo ni creo, ni deseo), justamente...
  • Félix Pinero Periodista y escritor No es la primera vez que el historiador del arte y las tradiciones extremeñas, José Antonio Ramos Rubio, acude a la fotografía para revelarnos el pasado de...
  • Desde que el año 1992 se descubriese en Barcarrota una biblioteca emparedada, que Fernando Serrano demostró pertenecía al médico judío Francisco de Peñaranda, dicho pueblo, próximo a la frontera...
  • Libertad González Nogales y Cayetano Ibarra, Memoria de Libertad. Zafra, Imprenta Rayego, 2018. Cayetano Ibarra ha puesto la letra al relato oral con el que fue recomponiendo su vida Libertad, una...
  • -Cortés Cortés, Fernando (dir.), Revista de Estudios Extremeños, 2017-III. Badajoz, Centro de Estudios Extremeños. Tomo LXXIII de la clásica revista extremeña, recoge en sus casi 800 páginas...
More in Publicaciones  

Boletines

More in Boletín  

Contacto Real Academia de Extremadura

Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes

Palacio de Lorenzana.

C/ de la Academia s/n.
Apdo. 117 C.P. 10200 Trujillo

Tels.: 927-32 3109 

© 2015 Your Company. All Rights Reserved. Designed By JoomShaper