Fondo Logo

El Centro de Documentación de Las Hurdes, entidad que depende de la mancomunidad, ha organizado la II edición de Las Hurdes Film Festival «con escasos recursos económicos y mucha ilusión», según expuso el director de dicho centro, José Pedro Domínguez. Este festival, que está encuadrado dentro de las actividades de promoción de la cultura cinematográfica para favorecer reflexiones renovadas sobre Las Hurdes y su imaginario, ha recibido un total de 640 cortometrajes, «un número muy superior a los 168 de la edición del 2016», añadió Domínguez. Asimismo, resaltó que este año se cuenta con la participación de autores de 50 nacionalidades distintas, que copan una gran parte del grueso de los trabajos a concurso, aparte de los trabajos presentados por otros autores españoles.

El plazo de presentación finalizó el 30 de septiembre. A partir de ahora y durante los meses de octubre y noviembre, el trabajo del jurado del Festival consistirá en realizar una preselección para ponerlos a disposición del público en la web del Festival www.lashurdesfilmfestival.4rt.eu, favoreciendo su visionado y la votación on-line del público, que otorgará uno de los tres premios finales propuestos.

El fallo del jurado se dará a conocer en la primera quincena de diciembre. La organización del Festival quiere agradecer a todos los participantes el interés mostrado en este proyecto.

 Fuente ELPERIODICOEXTREMADURA

Con la Casa de la Cultura abarrotada de público tuvo lugar el pasado viernes la presentación del libro 'Estampas de un pueblo. Villagonzalo - Siglo XX', cuyo autor es Francisco Sánchez García. Es la tercera obra que publica sobre la historia local.

La presentación corrió a cargo de Manuel Hurtado Fadrique, presidente de los Cronistas Oficiales de Extremadura, y a la vez cronista oficial de Villanueva del Fresno.

El alcalde de Villagonzalo, José Luis Marín Barrero, se congratuló a de contar con un nuevo testimonio sobre el pasado de la villa. Cerró el acto el autor del libro, quién agradeció la presencia del alcalde, del concejal de Cultura, como así mismo del presentador del libro, agradecimiento extensivo a colaboradores con fotografías para la confección del ejemplar.

Paco Sánchez, cronista oficial de Villagonzalo, investigador nato, fue galardonado en la III edición de Premios Alconetar por su obra 'El Privilegio de Villazgo a Villagonzalo 1588-1620'.

Fuente HOY

La envidia, la codicia, la culpabilidad, la vergüenza, el odio y la vanidad... El último libro de Ignacio Morgado, catedrático de Psicobiología en el Instituto de Neurociencia y la Facultad de Psicología de la Universidad Autónoma de Barcelona, «Emociones corrosivas», reflexiona sobre todos esos sentimientos tan fuertemente arraigados en nuestra especie y determinantes cruciales en la historia y el destino de la humanidad. Interesantes apuntes de quien recuerda que «todas ellas son corrosivas en el sentido de que, aunque a veces hayan sido acicate o motor del progreso, cuando perduran en la mente suelen destruir lentamente la salud, el estado de ánimo y el bienestar de las personas». Y en el caso concreto, por ejemplo, del odio en Cataluña —remarca—, «destruir al convivencia».

—Las reacciones a los sentimientos negativos, ¿se heredan de padres a hijos?

—Heredar, heredar, lo que se dice heredar, hay pocos comportamientos precisos que se hereden. Otra cosa es hablar de color de los ojos. Se heredan predisposiciones. Los genes, de un modo científico, no marcan un destino inamovible. Para que seamos de determinada manera necesitamos influencias externas. Pero sí heredamos la reactividad emocional. Es decir, si vamos a reaccionar de una manera más o menos intensa o con suavidad ante determinadas frustraciones o contrariedades de la vida. Los padres que tengan hijos ya lo habrán comprobado: los primeros años de su vida algunos niños se enfadan mucho, incluso se expresan con mucha agresividad, mientras que otros pequeños aunque los frustren reaccionan con menos fuste.

Pero el que reaccionemos o no va a depender de otras circunstancias de la vida muy complejas que incluyen desde el ambiente en el que vivimos, al tipo de cultura que tenemos, las escuelas a las que vamos y los maestros que tenemos, la familia y los padres que nos han tocado, los amigos que hacemos…. Cómo sintamos el odio o no, la vergüenza o no... vienen determinadas por la cultura y las influencias que vivamos. 

—La envidia del que se sienta a tu lado... ¿puede ser buena, como se dice algunas veces, o siempre es negativa?

—Para empezar, no todo el mundo es igual de propenso a envidiar al vecino. Depende. Y desear lo que tienen los demás es algo natural y a veces, hasta sano. Es más, si te alegras de que el otro tenga ciertos beneficios, eso es lo que llamamos sana envidia, o envidia benigna, que solemos decir. En cambio la envidia maligna, la verdadera, la que nos hace sufrir y nos quema por dentro, no resulta de desear lo que tiene el prójimo. Es el deseo de que el otro, el envidiado, no tenga lo que tiene, de que no sea verdad que lo tenga, de que no sea cierto su éxito o no sea tanta como parece su riqueza o aquello en lo que le va bien la vida. Esa envidia funciona además como un espejo, donde el envidioso ve reflejadas sus propias incompetencias y frustraciones. Precisamente por eso la envidia de verdad casi nunca se declara. Esa envidia se lleva por dentro, en silencio.

—¿Se envidia generalmente más al que se tiene cerca?

—Sí, la proximidad puede ser un factor altamente potenciador de la envidia. Se ha dicho, no sin falta de razón, que la envidia del amigo pueda ser peor que el odio del enemigo. Al ínclito parlamentario y primer ministro británico Winston Churchill se le atribuye una frase lapidaria muy relevante, que viene al caso, y que dice así: «En la vida hay amigos, conocidos, adversarios, enemigos... y compañeros de partido».

—La envidia... ¿es parte de la idiosincrasia española?

—La envidia es universal. En el libro lo refuto recordando un episodio de cuando la Armada inglesa intentó conquistar Cartagena de Indias y perdió ante los aciertos militares del almirante Blas de Lezo. En ambos bandos, el español y el inglés, hubo envidia entre sus ejércitos y dirigentes por ver quién capitalizaba el éxito y la derrota. En todas partes hay envidia, independientemente de nuestros orígenes patrios.

—La envidia... tampoco es entonces una cosa de los tiempos.

—La envidia es del presente, del pasado y del futuro. Vamos a seguir siendo personas envidiosas. Pero es verdad que es algo muy determinado por la cultura. No hemos descubierto una base biológica para la envidia. Parece, sí, más cultural. Por tanto, los más envidiosos son los que han sido educados en la envidia.

—Tampoco parece estar de moda educar para la humildad, y sí para la codicia.

—Y a la vez la solución para evitar la codicia también está en la educación. Un buen sistema educativo debería tener previsto el enseñar a los más jóvenes las consecuencias de la codicia, mostrándoles cómo ha servido para corroer y dinamitar a individuos, empresas y sociedades, y contraponiéndola siempre a los mejores valores de la ciudadanía y de una sociedad justa y solidaria. Pero cuidado también con el tiempo de educación que se imparta porque, como se puso de manifiesto tras un experimento, los estudiantes que habían recibido cursos de educación económica, además de tener más éxito y conseguir, como era de esperar, más dinero en juegos de economía, también mostraron actitudes menos negativas respecto a la codicia, ajena o propia. O sea que, tal y como era de esperar, el enseñar cómo ganar dinero puede servir también para estimular la codicia de quienes lo aprenden.

De todas formas, la buena noticia aquí es que la codicia tampoco es un sentimiento absolutamente generalizable, pues son muchas las personas que practican la generosidad sin mostrar comportamientos de acumulación insaciable de recursos, es decir, sin buscar mucho más de lo que ya tienen.

—La culpabilidad, la vergüenza... Dice usted que en parte son herencias judeocristianas.

—Sí, pero son reguladores sociales que hacen que las personas se entiendan mediante un ajuste de sus motivaciones. Porque cuando una persona hace algo «malo», si el otro nota su vergüenza, le perdona más que si no la muestra. La vergüenza es, en realidad, un mecanismo psicológico que ayuda a reducir la desvalorización que los demás están haciendo de ti. El sentimiento bueno, en este caso, anula el malo. Porque una emoción buena digamos que es la mejor forma de eliminar otra emoción corrosiva. De hecho las emociones malas solo se quitan con otras emociones más fuertes.

—¿Es posible crear de una forma racional otra emoción?

—Sí, utilizando la razón. La razón es muy importante para gestionar nuestras emociones. El gran valor de la razón no es triunfar, porque suelen triunfar más las emociones... El gran valor de la razón es su capacidad para modificar las emociones y ponerlas de parte de uno mismo. Eso es lo que hoy llamamos «inteligencia emocional», que no es otra cosa que la capacidad de gestionar las emociones utilizando la razón.

—El planteamiento de sustituir emociones por razón parece que va acompañado ciertas dosis de frialdad.

—Mi principal objetivo no es sustituir emociones por razón, sino explicar por qué van juntas, se acoplan y se necesitan razón y emociones. La razón sin emociones es como un general sin ejército. En definitiva, en un conflicto entre emoción y razón tendría que ganar siempre la razón. ¿Por qué no lo hace? Es muy sencillo. La razón necesita tiempo, y generalmente no se lo damos. Pero si se lo otorgamos, acaba triunfando, porque encuentra emociones aliadas que ayudan a encontrar soluciones en la línea de lo que nos conviene.

—Volviendo a la vergüenza... Un niño vergonzoso lo ha heredado de sus padres?

—Lo que se hereda es, como digo, la forma, la intensidad con que expresamos nuestras emociones, pero no la emoción misma. Que tu expreses vergüenza es algo que depende de la cultura en la que tú vivas. Por ejemplo, si te pillan fumando en un sitio donde está prohibido, te puedes sentir avergonzado, y eso no es genético. Pero la intensidad con la que muestres tu vergüenza eso sí que tiene un componente heredado.

—¿Cómo se puede modular la vergüenza, a veces incapacitante que sufren ciertos niños y adultos?

—La propensión hacia la culpa y la vergüenza se desarrolla durante la infancia y la adolescencia. Y si la persona ya es mayorcita, es muy difícil cambiarla. Lo malo que tienen las emociones corrosivas es que es muy difícil evitarlas.

—¿No hay fórmulas?

—Las fórmulas son paños calientes. Lo mejor que se puede hacer es razonar mucho sobre lo que te produce la vergüenza o la culpabilidad. Quizás así se pueda terminar viendo las cosas de otra manera. La razón tiene una fuerza extraordinaria porque modela esas emociones. Esa es su verdadera potencia. Con razonamientos modificamos nuestros sentimientos, y son los sentimientos los que nos hacen comportarnos de una manera u otra. Pero insisto, con una condición: a la razón le tienes que dar tiempo, y ya sabemos que la reacción emocional es instantánea... La razón necesita tiempo para ver ventajas donde antes solo se veían desventajas.

—Es súper interesante el capítulo de la vanidad, por actual. ¿Están haciendo las redes sociales como Instagram más vanidosos a nuestros jóvenes?

—Sí, la exposición en redes sociales es terrible, y produce en el cerebro los mismos efectos que una droga. La vanidad es un sentimiento de petulancia que en el fondo no tiene consistencia, que es humo... Este es el motivo por el cual todo vanidoso acaba siendo víctima de su propia vanidad. Una cosa es el orgullo, la autosatisfación de hacer una cosa bien hecha... Un poco de vanidad no está mal. Te puedes sentir orgulloso con tus atributos personales, laborales, físicos... El problema es cuando tu necesitas que los demás alaben esos méritos, y requieres de esas alabanzas continuamente, para todo. Cuando te vuelves ególatra, y necesitas que todo el mundo esté pendiente de ti, ser el centro de todas las miradas... Y tú no preguntas a los demás por lo suyo, eso empieza a ser ya muy malo. El principal castigo que va a sufrir una persona así es que nadie la va a querer, porque además la egolatría puede evolucionar hacia la soberbia, que es mostrar tu egolatría con violencia y humillación de los demás.

 Fuente ABC

Jornada dedicada al pintor Jaime der Jaraíz (la entrada es libre)
Viernes día 20 de octubre de 2017.
Lugar: Asamblea de Extremadura
11 h.- Inauguración
* intervenciones: Guillermo Fernández Vara Pte. de la Junta de Extremadura;
* Blanca Martín, Pta. de la Asamblea.
* Antonio Rodríguez Osuna, Alcalde de Mérida.
* Un representante de la Fundación “Jaime de Jaraíz”.
11,30 h. Ponencia Inaugurar a cargo del académico Feliciano Correa, titulada: “LA HUMANIDAD DE UN PINTOR”
DESCANSO
12,15 “La pintura de Jaime de Jaraíz” por María Teresa Rodríguez Prieto
12,35 MESA REDONDA. Intervienen: Alejandro García Galán, José Iglesias Benítez, Vicente Sánchez Cano, Jaime de Jaraíz. Modera: Javier Álvarez Amaro
13,30 “Jaime de Jaraíz y la relación con su pueblo”, por Luis Miguel Núñez, alcalde de Jaraíz de la Vera.
Conclusiones: Por un representante de la Fundación “Jaime de Jaraíz”
CLAUSURA DEL ACTO por Juan Carlos Rodríguez Ibarra

El dia 18 de octubre, a las 12 horas, en la Facultad de Filosofí y Letras de Cáceres, el Catedrático Emérito Tomás Calvo Buezas, pronunciará una conferencia sobre "MIGRACIONES Y RACISMO. EL AUGE DEL RACISMO EN EUROPA Y AMÉRICA", dentro del Seminario Permanente de Estudios sobre Cooperación y Desarrollo.

«Fue hace cinco o seis años. Había tenido una reunión en Cáceres e iba de vuelta a Madrid. Me sobraba tiempo y me acordé de que me habían hablado muy bien de Garrovillas de Alconétar, así que decidí desviarme del camino para acercarme a visitar el pueblo, y me quedé asombrado con lo que vi». Lo único que Carlos Morenés y Mariátegui, marqués del Borguetto y vicepresidente de honor de Hispania Nostra, no recuerda con precisión de aquella visita es la fecha exacta. Pero todo lo demás lo evoca con detalle. Paseó por la apabullante plaza porticada. Conoció las iglesias. Y finalmente se acercó al convento de San Antonio de Padua, una joya en ruinas que hace un par de semanas recibió la mejor noticia en mucho tiempo. «Solo había una valla –rememora Morenés–. La salté. Aquello se estaba hundiendo, pero me jugué el tipo y lo recorrí entero, haciendo fotos. Me quedé enamorado de ese convento y empecé a pelear por recuperarlo».
Acababa de descubrir una joya en ruinas. El primer y único monumento español incluido en el programa ‘Los siete más amenazados’, una iniciativa de Europa Nostra, organización dedicada a la defensa del patrimonio cultural en el espacio comunitario, con presencia en más de cuarenta países. Esa lista es una selección de los monumentos más abandonados del continente, y a ella se entra tras pasar una criba exigente, entre otros motivos porque el programa mueve cantidades importantes de dinero público. En él participa el Banco de Desarrollo del Consejo de Europa, que esta semana envió a un consultor a Extremadura.Campbell Thomson llegó desde Luxemburgo, durmió en la hospedería de Garrovillas –un hotel con más comodidades que clientes– y cumplió con el objetivo principal de su viaje: sentarse a charlar sobre esa maravilla extremeña agonizante. El pasado día 26 compartió mesa en Mérida con representantes de la Junta –en concreto, con la secretaria general de Cultura y el director general de Bibliotecas, Museos y Patrimonio– y de Hispania Nostra (Asociación española para la defensa del patrimonio cultural y natural), que promueve en nuestro país la iniciativa ‘Los siete más amenazados’.

El asunto a despachar era básicamente uno: encontrar una solución que evite que el convento de San Antonio de Padua acabe muriendo. «Si fuera una persona podríamos decir que está terminal», ilustra Carlos Morenés, que el día que lo recorrió era vicepresidente de Hispania Nostra. «El monumento –amplía– está que se cae, pero estamos perfectamente a tiempo de actuar, porque lo que queda es muy importante. La iglesia sigue siendo preciosa».
La iglesia es un palomar
Ese templo al que se refiere lo conquistaron hace tiempo las palomas, con sus excrementos cargados de ácidos corrosivos que se meriendan las piedras por muchos siglos que tengan. Despojos animales integrados en una miscelánea de basuras, tan generosa y variada que obliga a mirar al suelo en vez de a la espléndida cubierta y su «elegantísima bóveda estrellada». Así la definía María del Carmen Díez González, profesora de la Universidad de Extremadura (UEx), en el estudio que presentó en junio de hace dos años en Trujillo, durante la trigésima reunión de asociaciones y entidades para la defensa del patrimonio cultural y su entorno.

Últimas Noticias

España, cuna de esclavos
Domingo, 03 Diciembre 2017
Por Sevilla entran del orden de 90.000 africanos esclavos. Un 10% embarca para América. Pero, ¿y los 80.000 restantes?». Esta pregunta lanzada por el catedrático de historia José Antonio Piqueras...
Descendientes de Elvira, la hermana de Miguel Hernández, han hecho público un poema inédito del poeta, una elegía escrita a la muerte de su amigo Manolo, un aguador de Orihuela. 'A mi amigo Manolo,...
Guadalupe se ha alzado con el título de primera Maravilla Rural 2017, ya que ha obtenido el 18,9 por ciento de los de 20.000 votos recogidos en este certamen. Con el reconocimiento de Guadalupe como...
Lleva medio siglo abierta las 24 horas los 365 días del año. Se trata del mayor centro educativo de la región, pero sus programas docentes y sus objetivos pedagógicos han sido igualmente mayúsculos. Llegó a...
La localidad cacereña de Guadalupe, cuyo Real Monasterio es Patrimonio de la Humanidad desde 1993, ha sido elegida Maravilla Rural de 2017, distinción impulsada por el portal turístico...
More inActividades  

Libros Recomendados

Viejas y olvidadas historias de mi pueblo
Domingo, 03 Diciembre 2017
Ricardo Hernández (Santa Marta, 1948) es autor fecundo, titular de numerosas publicaciones, casi todas relacionadas con Extremadura. Tiene editados libros sobre Ángel Braulio-Ducasse, Antonio y...
ENSAYOS SOBRE LITERATURA EXTREMEÑA Manuel Simón Viola Morato (La Codosera, 1955) es uno de los estudiosos que con más constancia e inteligencia viene analizando durante los lustros últimos la obra...
Extremadura en el espejo de la memoria
Lunes, 13 Noviembre 2017
YUNTEROS DE EXTREMADURA Fue durante la primavera de 1936 cuando la figura del yuntero alcanzó su máxima relevancia en nuestra Región. Aquí había ido acrecentándose por miles el personaje del...
MARTÍN CORTÉS Hernán Cortés engendró una numerosa prole. Tuvo descendencia con una de sus mujeres legítimas y varias amantes indias. Curiosamente, llevarían el mismo nombre dos “Martín Cortés”,...
IBN AL-SIND DE BADAJOZ Una nueva aproximación a este singular personaje, del que aún desconocemos tanto, acaba de aparecer en la obra Filosofía y pensamiento espiritual en Al Ándalus (Córdoba,...

Últimas Publicaciones

Publicada el año 2001, la novela obtuvo un éxito fulminante, que dura hasta hoy. Esta nueva edición, a cargo de Domingo Ródenas de Moya, adjunta un exhaustivo estudio introductorio, con tantas...
Volumen con 370 páginas tamaño 24x17 , recoge los trabajos defendidos durante las XVII Jornadas de Historia de Llerena (21-22 octubre 2016). El simposio estuvo dedicado al autor del Quijote, por...
Volumen de Actas, recoge los trabajos defendidos en un simposio cada vez más firme y de permanente calidad científica. En este nueva edición cabe destacar las dos ponencias, suscrita una por Juan...
El Seminario de Estudios Medievales y Renacentistas (el SEMYR) anuncia la salida y convoca la suscripción de un nuevo volumen de sus publicaciones: El laborinto del duque de Cádiz don Rodrigo Ponce de...
Natural de Berlanga y residente en Mérida, donde ejerce el magisterio, Castillo es autora tan fecunda como silenciosa. Miembro de la asociación "Gallos Quiebran Albores", ha dado a luz notables...
More inPublicaciones  

Boletines

Descargar (PDF) MIGUEL DEL BARCO GALLEGO: Partituras: Dos Elegías, Himno de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes y Marcha Académica.PDF ANTONIO GALLEGO GALLEGO: Música y...
Descargar (PDF) FRANCISCO JAVIER PIZARRO GÓMEZ: José Miguel Santiago Castelo (in memoriam). PDFJOSÉ ANTONIO ZAMBRANO, Pesar de un son. PDFCARLOS MEDRANO, Poema Casteliano. PDFCARLOS GARCÍA...
Descargar (PDF) - Necrológica: Don Francisco Tejada Vizuete y Don Félix Grande Lara (in memoriam). PDF- JOSÉ MIGUEL SANTIAGO CASTELO: Orción al Cristo del Humilladero. A Francisco Tejada Vizuete....
Descargar (PDF)   - EDUARDO NARANJO: Los pálpitos de Madrid.Capítulo VII. El último Rafael- MANUEL PECELLÍN LANCHARRO: La Naturae Historia, de Arias Montano: El empirismo de un escriturista- TOMÁS...
More inBoletín  

Contacto Real Academia de Extremadura

Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes

Palacio de Lorenzana.

C/ de la Academia s/n.
Apdo. 117 C.P. 10200 Trujillo

Tels.: 927-32 3109 / 927-323131

Fax: 927 32 31 09

E-mail: Deshabilitado temporalmente, disculpen las molestias. Para cuelquier consulta, por favor, llamen por teléfono.

© 2015 Your Company. All Rights Reserved. Designed By JoomShaper