Usted se encuentra en: Inicio > Actividades

Histórico de actividades y noticias

Las pruebas que confirman el Holocausto azteca

Martes, 11 de Julio de 2017

La primera descripción de la torre de los cráneos de Tenochtitlan la hace en 1521 Andrés de Tapia, que acompañó a Hernán Cortés y a los totonacas, tlaxcaltecas y otras tribus en el asalto a la ciudad. Luego la repetirán Bernal Díaz del Castillo y Gomara. Después será mil veces negada, y con ella, aquel sistema de sacrificios humanos de los aztecas, porque el Imperio azteca tenía que pertenecer al edén indígena que los españoles bárbaros habían destruido cuando arrasaron América. En consecuencia, estas descripciones del terror azteca no podían ser más que mentiras para justificar la conquista de México. Los propios mexicanos cuentan que su historia -y contra este disparate escribió Octavio Paz- comienza con la fundación del dios Quetzalcóatl, para verse luego interrumpida con la llegada destructiva de los españoles, y continuada por su cauce natural tras la independencia. Hace ya mucho tiempo que se sabe -si se quiere saber- que los cronistas españoles no mentían.Pero, naturalmente, esto no era suficiente. Nunca es suficiente. Ahora tampoco lo será. El espectacular descubrimiento por varios arqueólogos de la torre de los cráneos de Tenochtitlán será olvidado y los mitos de la leyenda negra seguirán vivos porque ¿cómo vamos a explicar los problemas presentes de Hispanoamérica sin el horrible Imperio español? Todo lo que nos pasa ahora es porque fuimos entonces colonizados por los malos. ¿Y si no eran tan malos, qué hacemos? ¿Autocrítica? Jamás.Hace pocos días, una noticia de agencia desveló que en las excavaciones arqueológicas que desde 2015 se hacen junto a la catedral metropolitana de México se ha encontrado una torre de cráneos que responde punto por punto a la descripción de los cronistas españoles. La exactitud es asombrosa. Talmente se dibuja con palabras lo que los arqueólogos han encontrado ahora: «Un osario de cabezas de hombres presos en guerra y sacrificados a cuchillo, el cual era a manera de teatro más largo que ancho, de cal y canto con sus gradas, en que estaban ingeridas entre piedra y piedra calaveras con los dientes hacia afuera». Cortés no mentía. Con el agravante de que no son sólo guerreros sacrificados, como dijeron los aztecas, sino también mujeres y niños.La negación de los sacrificios ha tenido distintas versiones, plenamente vigentes. El 25 de abril de este año Jason Suárez, del History Department de El Camino College de California, explica en su conferencia Questions of ritual human sacrifice que la idea de los sacrificios humanos es errónea y fruto de haber interpretado torticeramente las imágenes en que estos sacrificios se representan, para justificar la conquista. Arguye que cualquiera que viera a Cristo clavado en la cruz podría concluir que también los cristianos hacían sacrificios humanos, tergiversando una representación simbólica que no remite a esa realidad. Otro modo, más sofisticado, que no niega pero sí justifica, es el de la argumentación alimenticia. Para Marvin Harris es la falta de proteínas la que explica los sacrificios humanos. Todo ello va encaminado a reforzar la idea de que los españoles no llegaron a México y acabaron con un horror institucionalizado, porque el horror debía estar encarnado por ellos mismos, por Cortés y sus hombres -como canta con absoluto desconocimiento Neil Young en su Cortez the Killer- y, por tanto, nada beneficioso podía venir de ahí.Pero ahora el descubrimiento de la torre de los cráneos de Tenochtitlán, tan verazmente descrita por los cronistas, obliga a mirar a Cortés y a su gente de otra manera. Si esto tendrá consecuencias en el futuro no lo sabemos, pero es poco probable. Pronto caerá otro manto de silencio sobre esta realidad como ha caído sobre tantas otras que no necesitaban de un equipo de arqueólogos. Como, por ejemplo, que el gobernador nombrado por Cortés que tuvo México en el nuevo orden cristiano se llamó Andrés de Tapia Motelchiuh (1526-1530) y era un azteca que se bautizó tomando precisamente el nombre del cronista y conservando también el suyo, y que era un plebeyo casi esclavo a quien el anquilosado sistema social azteca nunca le hubiera permitido prosperar. Acompañó a Cortés durante tres años en sus expediciones. Pero podríamos nombrar también a otro plebeyo, don Pablo Xochiquenzin, que también fue gobernador cinco años. O a don Diego de Alvarado Huanitzin, que acompañó a Cortés en la expedición a Honduras y fue nombrado gobernador de Ecatepec, cargo que ocupó 14 años. Después el virrey Antonio de Mendoza le nombró gobernador de Tenochtitlán. O a don Diego de San Francisco Tehuetzquititzin o a don Alonso Tezcatl Popocatzin, o a don Pedro Xiconocatzin. ¿Hay que seguir? Todos indios, todos gobernantes del virreinato de la Nueva España.

Fuente ELMUNDO

Amigos de Badajoz critica el concurso para restaurar la Puerta del Capitel

Lunes, 10 de Julio de 2017

La Asociación Amigos de Badajoz critica el procedimiento y el sistema seguido por el ayuntamiento para abordar la restauración de la barbacana y el entorno de la Puerta del Capitel, de la alcazaba árabe .

Mantiene el colectivo que «terminado el plazo de presentación de ofertas para la adjudicación del contrato de redacción del proyecto para restauración convocado por el ayuntamiento», que «los técnicos consultados consideran que las patologías que presenta el muro de la barbacana en la plaza de San José son, probablemente, consecuencia de falta de drenaje en el trasdós del mismo», y que su reparación «hubiera podido solventarse desde el propio ayuntamiento, sin necesidad de recurrir a intervención externa».

Para Amigos de Badajoz, «el ayuntamiento insiste en los mismos errores presentes en todas las actuaciones anteriores que afectan a nuestras murallas». Y señala que, «en primer lugar, se pretende convertir un proyecto esencialmente arqueológico en uno arquitectónico en que, con toda probabilidad, los descubrimientos arqueológicos obligarán a modificar el original, generando pérdidas de tiempo y dinero»

Indica la asociación que «las condiciones de concurrencia e igualdad que debieran existir en toda licitación pública, quedan muy mermadas desde el momento en que se valora que el licitador tenga experiencia en proyectos y direcciones de obra en fortificaciones islámicas».

De la misma forma, añade, «el periodo de presentación de ofertas ha sido muy corto para evaluar el alcance del trabajo y elaborar el proyecto a presentar».

Por otro lado, señala Amigos de Badajoz que entre las bases del concurso se incluye que el adjudicatario deberá tener en cuenta el proyecto básico existente que el ayuntamiento le facilitará. Mas, «si suponemos que se refiere, porque no hay otro, al Plan Director de las Fortificaciones relativa a la alcazaba, se nos respondió en el ayuntamiento abierto de 22 de marzo de 2017, que éste no estaba terminado. Si este proyecto básico no está terminado, y por eso no se muestra a la ciudadanía, no comprendemos cómo las bases del concurso hacen referencia a él».

La asociación insiste en que «el consistorio no quiere mostrar a la ciudadanía el Plan Director de Fortificaciones y solo lo saca cuando le interesa».

Fuente HOY

El Consorcio encarga un proyecto para volver a abrir la Casa del Anfiteatro de Mérida

Lunes, 10 de Julio de 2017

El Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida ha encargado la elaboración de un proyecto para tratar de concluir las obras de adecuación de la Casa del Anfiteatro con el objetivo de que pueda volver a abrir sus puertas lo antes posible.

Según indica el director del Consorcio, Félix Palma, se ha encomendado a una arquitecta de la ciudad la redacción de un proyecto que tenga en cuenta todas las necesidades del monumento. Una vez concluido, la entidad buscará la forma de financiar las actuaciones pendientes.

La obra de la cubierta de la Casa del Anfiteatro comenzó a finales de 2010. Desde entonces el recinto permanece cerrado al público. La actuación tenía un plazo de ejecución de 28 meses, pero la aparición de unos restos arqueológicos obligó a modificar el proyecto.

En octubre de 2013, en la recta final de la obra, la cubierta se hundió parcialmente porque no era capaz de evacuar el agua de lluvia. Se apreció que la modificación de la estructura para tapar los restos aparecidos no se había hecho correctamente. Tras los arreglos pertinentes, la actuación se dio por terminada en 2015, pero el Consorcio apreció unas deficiencias que tuvieron que ser corregidas. La intervención recibió el visto bueno a comienzos de este año.

Una vez terminada la cubierta, Félix Palma señala que el proyecto encargado contempla la evaluación de la canalización y evacuación de las aguas pluviales, tras lo que habrá que plantear la restauración de los elementos patrimoniales, la limpieza de los mosaicos, la adecuación de pasarelas y de un circuito, la instalación de panelería informativa... «Está en pañales», indica el director del Consorcio. «Por desgracia, todavía queda mucho camino por recorrer».

Palma señala que la actuación a acometer será costosa, por lo que la entidad se plantea «afrontarlo por fases para que podamos asumirlo». Otra opción sería buscar una fuente de financiación extraordinaria que aporte la cantidad necesaria.

De un modo u otro, afirma que la reapertura del monumento es una de las prioridades de la entidad, ya que se encuentra en una de las zonas con más atractivo para el visitante y además acumula muchos años de retraso.

Iniciativas privadas
La recuperación del recinto de la Casa del Anfiteatro no es la única asignatura pendiente para el patrimonio emeritense. Hay varios yacimientos que mostraban un gran atractivo pero que, por distintos motivos, se han visto paralizados.

Es el caso de aquellos espacios que se encuentran en solares privados y cuyo desarrollo dependerá por tanto de la reactivación de una actividad económica. Por ejemplo, los restos que aparecieron durante la excavación del llamado corralón de los Blanes siguen a la espera de una promoción urbanística que permita su puesta en valor. Como indica el director del Consorcio, «nuestra responsabilidad es exigir a esa propiedad privada que los restos los conserve bien».

El caso del antiguo cuartel Hernán Cortés es similar, ya que parte del suelo está en manos de particulares y por tanto cualquier proyecto que se quiera llevar a cabo debe resolver esa situación.

Junto a esto, Félix Palma pone como ejemplo otro espacio, en este caso de titularidad pública, como es la Huerta de Otero, en las inmediaciones de la Alcazaba Árabe. En este caso, reconoce que requiere un proyecto de cierto calado «que habrá que acometer, porque el yacimiento lo merece».

Este tipo de proyectos requerirán una financiación extraordinaria, ya que el Consorcio no tiene capacidad para afrontar estas actuaciones. Pero eso no impedirá que siga desarrollando su labor habitual en cuestiones como el control de solares, la mejora de la panelería informativa, el refuerzo de la iluminación monumental o la lucha contra las pintadas.

Fuente HOY

Intimidades de Arturo Barea

Lunes, 10 de Julio de 2017

El escritor Arturo Barea acaricia a su perro en una imagen sin datar.
Arturo Barea (1897-1957) se forjó una segunda vida en el exilio a partir de 1939. Ya no era un rebelde. Trabajaba en la BBC, vivía con sosiego cerca de Oxford (Inglaterra) con su segunda esposa, la periodista y traductora austriaca Ilsa Kulcsar, acudía a universidades estadounidenses, dictaba conferencias en América del Sur. En esos días publicó en inglés La forja de un rebelde, una trilogía capaz de trasladar con naturalidad la vida cotidiana de lavanderas como su madre, la podredumbre del ejército de Alfonso XIII en Marruecos o el avispero de la Oficina de Prensa y Propaganda del Gobierno republicano, donde trabajó mientras caían bombas sobre Madrid.
Aquellas experiencias nutrieron tres novelas, La forja, La ruta y La llama, donde desnudaba afectos y desafectos. Un Knausgård del siglo XX con más desafíos. Además de sortear los badenes interiores de la existencia, tiene que salvarse de la historia. Puede que exorcizase demonios con la literatura o puede que no. Pero los demonios estaban. El del resquemor, el de la incomprensión, el de la pena, son evidentes en las cartas que el escritor envía a Adolfina, una de los cuatro hijos que tuvo de su matrimonio frustrado con Aurelia Grimaldos. “En toda esta historia existe el desastre de vuestras vidas; pero la mayor culpa de este desastre ha sido ajena a mí. Ha sido causada por la guerra civil, primero, por la guerra en Europa después y también en una gran medida por la ceguera y el rencor que impidió que al menos alguno de vosotros se reuniera conmigo”, escribe el 2 de agosto de 1956.

Aurelia Grimaldos, primera esposa de Arturo Barea.
Barea murió al año siguiente, sin haber vuelto a ver a ninguno de sus hijos, que permanecieron en Madrid tras la guerra hasta que lograron instalarse en Brasil con su madre. En esa carta se sintetiza el desarrollo de La llama, el último libro de la trilogía, donde cuenta su fracaso conyugal con Aurelia Grimaldos, sus líos de faldas y su amor por Ilsa, la traductora austriaca que conoce en días de fuego.

Inédita hasta ahora, esta colección epistolar ha salido a la luz por decisión de Victoria Tierz, sobrina política de Adolfina, que falleció en junio de 2005 en Barcelona sin descendencia y sin hablar. “Ella estaba marcada por los episodios de la infancia, tenía un conflicto entre la admiración y el desengaño hacia su padre”, cuenta Tierz. Ella decidió remitir copias de las cartas que encontró en el domicilio de su tía al periodista británico William Chislett, una de las personas que más ha bregado por honrar a Arturo Barea desde que descubrió su literatura. “En las cartas está la trágica historia de la familia”, resume Chislett. Y está el Barea más íntimo, capaz de confesar su alivio por la comprensión que vislumbra en las letras de su hija: “Tenía la seguridad de que había de llegar un día en el que mis hijos o al menos alguno de ellos, se daría cuenta de que su padre no era un monstruo ni mucho menos, sino un hombre lleno de cariño y de buena voluntad que se estrelló en todas sus intenciones por circunstancias ajenas a él. Sin que esto sea quitarme culpas de encima”.
Barea tuvo cuatro hijos (Carmen, Adolfina, Arturo y Enrique) con Aurelia Grimaldos, con la que se casó al regresar de África de forma precipitada por su embarazo. “Y esto trastorna los planes. Yo no quería que ella se avergonzara, ni tampoco lo que naciera”, cuenta. Se van a vivir a la buhardilla de la familia Grimaldos. “Yo sabía que pasaban apuros y estaba dispuesto a ayudar en la casa con lo que ganaba (...) Lo que no sabía era que el abuelo, ni trabajaba, ni había trabajado en su vida, ni tenía ningún interés en trabajar (...) No solo me convertí en la vaca lechera, sino en la vaca a la que encima de ordeñarla se trata a patadas. Aquella casa era un infierno en todos los sentidos”.

Radiograma con el anuncio de la muerte de Arturo Barea.
Aunque con el tiempo se mudan al Puente de Vallecas, la relación está ya demasiado corrompida. “Tu madre”, escribe Barea, “había heredado las cualidades de su padre, carecía del sentido de responsabilidad en absoluto y era incapaz de llevar una casa”. El deterioro va a más. El escritor se enreda en otras historias hasta que estalla la guerra y se enamora de Ilsa Kulcsar nada más verla. “Llevamos 19 años de casados, hemos pasado juntos muchos peligros, mucha miseria —nos hemos quedado sin comer más de una vez— y juntos hemos trabajado y nos hemos abierto un camino. En estos 19 años yo no he tenido contacto con ninguna mujer; simplemente porque otra mujer me puede ofrecer su sexo, pero no me puede ofrecer nada más; y muchísimo menos de lo que tengo”.
En las cartas, Barea no esconde su desdén por sus hijos varones —por su indolencia y por su ingreso en los Testigos de Jehová en Brasil— y su predilección por Adolfina, a la que invita sin éxito en tres ocasiones a instalarse en Inglaterra. El 22 de diciembre de 1957, acuciado por un cáncer aún sin diagnosticar, escribe su última carta: “La BBC ha puesto a mi disposición toda clase de facilidades para que no tenga que ir a Londres y haga impresiones de las charlas en cinta magnetofónica”. Cuatro días después Ilsa Kulcsar anuncia por radiograma la muerte del escritor y una carta explicativa, que dará comienzo a una estrecha relación epistolar con Adolfina y su marido Víctor. La que, mientras vivieron Barea y el resentimiento, no habían mantenido.

El nuevo escenario Europa-América

Lunes, 10 de Julio de 2017

Las relaciones de comercio e inversión entre la Unión Europea y América Latina tienen un nuevo escenario. El triunfo del Brexit en Gran Bretaña y la irrupción de Donald Trump han cambiado las reglas del juego entre los dos continentes. El Centro Extremeño de Estudios y Cooperación con Iberoamérica (Cexeci) y la Fundación Academia Europea de Yuste con la colaboración de la Secretaría General Iberoamericana (Segib) han organizado un seminario los días 17 y 18 de julio bajo el título Las relaciones Unión Europea-América Latina en el nuevo contexto internacional que analiza la actual coyuntura.

Rosa Balas, directora general de Acción Exterior de la Junta de Extremadura explica: «durante el curso podremos analizar cómo la integración entre UE y América Latina es clave, que tenemos que fortalecer y priorizar. Compartimos retos comunes, desde la lucha contra el cambio climático, a conseguir la igualdad de género, la lucha contra el paro juvenil o evitar la brecha digital entre territorios ante la digitalización de las sociedades y de la economía. Tenemos desafíos como son la lucha contra el terrorismo, las crisis migratorias, pasando por conseguir sociedades más inclusiva, basadas en economías sostenibles, sin olvidar la gran oportunidad que supone para ambos la Economía Circular y el trabajo que tenemos que hacer para implementar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en todas y cada una de nuestras acciones y políticas».

El seminario está dirigido por Federico Ignacio Poli, consultor económico y exdirector de Asuntos Económicos del Segib.

La mesa inaugural será el lunes 17 de julio y en ella intervendrán César Chaparro, director académico del Cexeci; Juan Carlos Moreno Piñero, director de la Fundación Academia Europea de Yuste; Federico Ignacio Poli, director del seminario; y Rosa Balas, directora general de Acción Exterior de la Junta de Extremadura.

La primera mesa redonda abordará la situación actual de la Unión Europea y a ella asistirá Elena Valenciano, eurodiputada.

Al mediodía seguirá una mesa redonda sobre los EEUU en la era Trump y su impacto en América Latina., con Roberto Frenkel, director del Cedes (Argentina), Liliana Rojas, senior fellow at the Center for Global Development y Alejandro Grisante, CEO de Ecoanalítica. El lunes finaliza con un debate sobre Comercio, inversión e integración en América Latina, con Luis Serven, economista del Banco Mundial, y Walter Molano, director de BCP Segurities.

El seminario finaliza el martes 18 de julio analizando el papel de la Comunidad Iberoamericana, con Doris Osterloff, embajadora de Costa Rica; Juan Ignacio Siles, director de Cumbres de Segib; y Filipe Domingues, secretario general del Instituto para la Promoción de América Latina y Caribe.

Federico I. Poli, director del seminario, recalca que Trump ha dañado profundamente las relaciones trasatlánticas, por lo que ya no hay una relación ‘a libro cerrado’ con EEUU, sino por capítulos. «En ese contexto América Latina se convierte en el socio principal de Europa, lo que abre mercados para América Latina. Lo que sí está claro es que habrá una firma de un marco político previsto para fin de año. Toda América Latina tendrá acuerdos de cooperación estratégicos de comercio con Europa».

MUCHO QUE APRENDER /Añade que Europa tiene mucho que mostrarle a América Latina y viceversa. «La crisis que sufrió Europa a partir de la recesión del 2008 se hubiera ahorrado mucho sacrificio si hubiera aplicado la experiencia de América Latina como el tratamiento de la deuda externa, atacar todas las aristas de la crisis a la vez o evitar que las producciones se concentren en unos pocos sectores, como sucedió con la construcción. Las economías poco diversificadas están sometidas a los vaivenes del mercado», afirma.

Finalmente, sobre las consecuencias que tendrá las relaciones Europa-América la firma del CETA, asegura que «es difícil de saberlas, aunque es posible que se avance en la integración trasatlántica tras las políticas de Trump que son una involución en las relaciones entre Europa y EEUU. El comercio y la integración no están en retroceso en todos lados, a pesar de que la voluntad de algún mandatario sea esa», concluye.

Fuente ELPERIODICOEXTREMADURA

Trinidad Nogales: «Reanudar las obras del museo es uno de mis objetivos inmediatos»

Lunes, 10 de Julio de 2017

Una semana después de su nombramiento como nueva directora del Museo Nacional de Arte Romano (MNAR), Trinidad Nogales se muestra orgullosa de poder estar al frente de una institución tan importante para Mérida. La exconsejera de Cultura quiere darle más proyección al museo, no solo regional o nacional, sino también internacional.

-¿Cómo se ha tomado este nuevo nombramiento?

-Llevo más de 30 años vinculada al museo romano, por tanto sigo en mi casa. Asumo el cargo con muchísima ilusión y mucho respeto porque sé que el museo es una institución de referencia, no solo regional, sino también nacional e internacional.

-¿Seguirá una línea continuista?

-Las personas que llegan a una institución si son conscientes, sobre todo cuando la institución funciona y funciona bien, normalmente suelen mantener una línea de continuidad, aunque cada responsable intenta marcarse unos objetivos y unas visiones propias. Quiero conseguir que el museo se refuerce, se proyecte y se enriquezca como gran centro de investigación, pero también como gran centro de difusión de la cultura romana. Quiero darle esa proyección internacional para que se vea Mérida como un destino y un objetivo.

-¿Qué valoración hace de la labor que realizó José María Álvarez?

-He sido parte de su equipo, por lo tanto valoro su gestión de una manera muy positiva. La labor de José María Álvarez Martínez ha sido muy ponderada.

-¿Qué planes de actuación ha presentado para el concurso?

-Como la plaza se ha hecho por concurso público, yo presenté un proyecto donde trazaba unas líneas de futuro para hacer crecer a la institución en todos los sentidos. Primero, intentando agilizar el proceso de ampliación y remodelación del museo, y luego con nuevos objetivos que presentaré a la administración de la que depende el museo. Sé que voy a contar con todas las instituciones locales. He recibido la felicitación del alcalde de Mérida y del presidente de la Junta, así como de los representantes de Cultura.

-Tras la ampliación, ¿en qué punto se encuentran las obras para la ampliación del museo?

-Las obras dependen de la Dirección de Infraestructuras. Están en un momento en el que por distintas razones se tuvo que modificar el proyecto original debido a las excavaciones que se tuvieron que llevar a cabo. Es uno de los retos y objetivos inmediatos que quiero impulsar para que las obras se puedan retomar lo antes posible y que podamos continuar con este proyecto de ampliación que es muy necesario.

-¿Qué otros proyectos piensa llevar a cabo en un corto plazo?

-Hay que ser prudente porque los logros y los objetivos no dependen de una sola persona. Depende también de las administraciones, de las diferentes coyunturas y circunstancias. Mi objetivo es hacer que este centro se consolide y se proyecte cada vez más.

-¿Cómo ve el turismo de Mérida y qué importancia tiene el museo?

-Es una realidad que la ciudad ha cambiado mucho en estos 30 años desde que existe el museo. Hay un estudio muy competente de la Universidad de Extremadura que analiza cómo cambió y cómo se produjo el giro productivo de Mérida a partir de la creación del museo y lo que significa este como motor social, cultural y económico para la ciudad. El museo romano es una institución esencial porque es el gran centro de interpretación del yacimiento emeritense y ha sido el que ha tutelado numerosísimos proyectos, como la declaración de Patrimonio de la Humanidad y otros objetivos que han hecho que Mérida haya estado siempre a la vanguardia de la proyección internacional. Esto ha repercutido para que muchas instituciones nacionales e internacionales hayan mirado hacia Mérida.

Fuente ELPERIODICOEXTREMADURA

Toda la historia de Cáceres está en el Palacio de Mayoralgo

Lunes, 10 de Julio de 2017

«El yacimiento contiene toda la historia de la ciudad». Así resaltaba el directo del Museo de Cáceres, Juan Manuel Valadés, la importancia de los restos arqueológicos encontrados en el Palacio de Mayoralgo en 2001. Valadés hacía esta reflexión pocos meses después del hallazgo, cuando el trabajo de los investigadores se centraba en la catalogación e interpretación de las cientos de piezas y vestigios encontrados. Hoy, 16 años después, cuando se prepara la apertura al público de la parte del histórico edificio sede de Liberbank donde se encuentra el yacimiento, el director del museo y otros expertos coinciden en señalar la capital importancia del Palacio de Mayoralgo por haber certificado el origen puramente romano de Cáceres, como Norba Caesarina, y por ser un enclave en el que se aprecia la evolución histórica de la ciudad, con las diferentes capas o niveles arqueológico visibles en un corte estratigráfico de suelo excavado. Muestra nada y más y nada menos que 2.000 años de historia, de Roma a la actualidad.

El que se puede considerar como el más importante hallazgo arqueológico de la ciudad en los últimos tiempos ratificó que el antecedente de Cáceres, su origen como tal ciudad, es la colonia romana Norba. Todo comenzó un día de septiembre de 2001 cuando los obreros que trabajaban en la reforma del Palacio de Mayoralgo como sede de Caja Extremadura, hoy Liberbank, al cavar en el terreno del patio para instalar una grúa se encontraron con los primeros restos romanos, consistente en una construcción hidráulica. Eran unas termas, hallazgo que obligó a hacer las excavación arqueológica. El interés de lo que se fue encontrado era enorme: una casa de la época tardo-republicana, datada entre los años 80 y 70 antes de Cristo, anterior a la fundación de Norba Caesarina como colonia romana de la Hispania lusitana, que se sitúa entre los años 34 y 19 antes de Cristo. Apareció el aljibe que abastecía a las termas y el horno de un taller de forja, de una época posterior, del siglo III.

Con todo, el hallazgo más importante fue un busto romano de broce bañado en oro, del siglo I después de Cristo, depositado en el Museo de Cáceres, donde se puede ver junto con otras piezas de cerámica y bronce y monedas procedentes del mismo yacimiento. Estos restos se exhiben el Museo de Cáceres junto con otros de gran relevancia para la ciudad: la piedra fundacional de Norba, encontrada en el Foro de los Balbos en 1930, y una lápida funeraria hallada en la zona del Palacio de Justicia cuando se construía este edificio.

Enseguida se calibró la transcendencia del descubrimiento. El arqueólogo Hugo Chautón, co-director de la excavación (a quien pertenece la foto principal de esta información) explicaba a este periódico en noviembre de 2005 que el yacimiento «es clave para entender los orígenes de la ciudad de Cáceres».

En este sentido, José Salas, profesor de Historia Antigua de la Universidad de Extremadura (UEx), resalta la importancia del yacimiento: «Mayoralgo ha sido clave para ratificar que Norba estaba en la ciudad monumental», afirma y recuerda que él siempre ha sostenido que el antecedente de Cáceres era Norba y que la colonia romana estaba en el actual recinto intramuros y no en otro lugar. Salas es autor, junto con Julio Esteban Ortega, compañero del Departamento de Ciencias de la Antigüedad en la UEx, del libro 'La colonia Norba Caesarina y la gens norbana en Hispania', editado en 1994, mucho antes del descubrimiento de Mayoralgo.

El profesor Salas recuerda que el hallazgo vino a confirmar lo que defendían estudiosos como él: que Norba estaba en ese enclave de lo que hoy es la ciudad monumental. Aunque sólo se haya podido excavar apenas un uno por ciento de lo que sería la extensión de la colonia romana, el yacimiento es de gran transcendencia.

Corte estratigráfico
«Además, lo más valioso es que el corte estratigráfico muestra los distintos niveles: época romana, en la parte inferior, edad media, edad moderna y la actualidad», afirma y aplaude la iniciativa de abrir el palacio a las visitas del público. «Será un atractivo más de la parte antigua», concluye el profesor.

Por su parte, Juan Manuel Valadés suscribe lo que dijo en marzo de 2002, a los pocos meses del descubrimiento, en el sentido de que el yacimiento «contiene toda la historia de la ciudad». En efecto en un área de 531 metros cuadrados del patio del palacio se pueden ver mezclados estratos arqueológicos y estructuras que abarcan 2.000 años, desde la época tardo-republicana de Roma hasta la actualidad. «En los restos hallados está representada la evolución de la historia de la ciudad», afirma Valadés, quien recuerda, no obstante, que hay un período incierto entre los siglos V al VIII, desde la degradación de la ciudad hasta la conquista musulmana, con dudas sobre si se despobló o no Cáceres en ese tiempo.

Muy pronto, con el anunciado convenio entre Liberbank y el Ayuntamiento que se firma mañana, el yacimiento podrá abrirse de manera estable a las visitas del público. Desde 2005 está acondicionado para ello, con pasarelas, paneles y luces, pero nunca se llegó abrir de manera sistemática.

Fuente HOY

Extremadura, ‘Reina’ de los embalses

Lunes, 10 de Julio de 2017

Si sumamos el caudal de la mitad de los ríos en España obtendremos el total de la capacidad de almacenamiento de los embalses repartidos por nuestra geografía. Son más de 350, y pueden acumular juntos cerca de 54.000 hectómetros aunque, a día de hoy, se encuentren al 52,54% de su capacidad y disminuyan de media por semana un 0.93%.

El embalse más grande de España se encuentra en Badajoz. Se trata del embalse de la Serena, construido en 1989 y que tendría capacidad, en caso de estar al máximo, para abastecer a toda Extremadura durante más de 30 años. El embalse de la Serena se sitúa, además, como la tercera presa hidráulica más grande de Europa, después de Alqueva (Portugal) con capacidad para 4.150 hm³, y la de Kremasta (Grecia) con 3800 hm³.

El embalse de Alcántara, con una capacidad de 3.162 hectómetros cúbicos, se sitúa en la segunda posición. La presa se encuentra también en Extremadura, en la provincia de Cáceres, y fue construido en 1969 como la segunda reserva más grande del continente. Extremadura, además de encabezar la lista, posee el sexto y el séptimo embalse más grande del país, convirtiéndose en la comunidad autónoma con más recursos hídricos por habitante.

En Castilla y León encontramos el tercer embalse hidráulico más grande por tamaño del país. Se trata del embalse de Almendra, en Salamanca, con una capacidad de 2.648 hm³ y una altura de 202 metros, lo que la convierten en la presa hidráulica más alta de España.

El embalse de Buendía en Guadalajara ocupa la cuarta posición en la lista con una capacidad de 1.638 hectómetros cúbicos. Fue construido en 1958 y conforma el denominado Mar de Castilla junto a los embalses de Entrepeñas, Bolarque, Zorita y Almoguera.

El embalse de Mequineza, en Zaragoza, se posiciona como el quinto embalse más grande del país y el más grande de Aragón. Fue construido en 1966 para embalsar el río Ebro a su paso por la localidad de Caspe. Tiene una anchura media de 600m y puede llegar a superar los 60 metros de profundidad. Su altura es de 79 metros y se enclava en las estribaciones calizas de la sierra de Montenegre y de la Huerta.

Nos trasladamos de nuevo a Extremadura para encontrar el sexto embalse con más capacidad. Se trata del embalse de Cíjara, en Badajoz, y se encuentra dentro de la Reserva Nacional de Caza de Cíjara. Tiene una largaría de 45 km y una capacidad de 1505 hectómetros cúbicos.

Muy cerca de Cíjara encontramos la séptima posición de la lista, se trata de la presa de Valdecañas en Cáceres. Aguarda el cabal del rió Tajo con una capacidad de 1446 hectómetros cúbicos.

El octavo puesto lo ocupa el embalse de Ricobayo, en Zamora, con una capacidad estimada de unos 1.200 hectómetros cúbicos. Se trata de una de la presas más antiguas de España. La piedra final se puso en 1935.

El embalse de Alarcón , en Cuenca, ocupa la penúltima posición por tamaño, con una capacidad de 1.112 hectómetros cúbicos. La presa se finalizó en 1970 y en la cola del pantano encontramos el c anal de trasvase del Tajo-Segura, mezclando sus aguas con las del Júcar.

El décimo embalse más grande de España está en Córdoba y se acabó de construir en 1969. El embalse de Iznájar es el más grande de Andalucía con 981 hectómetros cúbicos y pertenece a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

De gran capacidad pero bajo límites
Hacía 22 años que España no afrontaba un verano con los niveles de reservas hidráulicas tan bajos como los de ahora. En 2016, la precipitación media se situó entorno a los 682 mm, siendo un año relativamente bueno con un 5% por encima del valor de referencia de la Agencia Estatal de Meteorología, que va de 1981 a 2010. Esta pequeña anomalía positiva fue debida a qué en los primeros cinco meses del pasado año llovió mucho, un 40% por encima de la media.

Sin embargo, en los cinco primeros meses de este año la media de precipitaciones ha disminuido considerablemente. En enero se situó en los 41 mm de media, un 36% menos que la media de ese mismo mes en el período de estudio. Aunque febrero y marzo fueron meses relativamente buenos, superándose ligeramente la media, el factor principal de qué el nivel medio de nuestros embalses esté al 52,54% de su capacidad es porque en mayo y abril llovió un 60% y un 77% menos que la media.

Con el bajo índice de precipitaciones y las altas temperaturas el nivel de agua embalsada en España disminuye por semana un 0.93%. Se han hecho algunos cortes de subministro en el regadío de algunas zonas agrícolas, pero por el momento, la administración no se plantea hacer cortes de suministro a la población.

Fuente LAVANGUARDIA

¡Salvad el judeoespañol!

Lunes, 10 de Julio de 2017

Central de Noticias Diario Judío México en exclusiva para Diario Judío México – A partir de 1492, no solo salieron por la puerta de España judíos y moriscos. Llevaban también en las entrañas sus lenguas. Entre ellas, el judeoespañol. Como un milagro (y como parte consustancial al destino de un pueblo nómada), dicha lengua se ha mantenido hasta hoy. El último embate aniquilador que sufrió fue la shoa, donde fue agonizando, junto a miles de sus últimos hablantes, en los campos de concentración. Aun así, pervivió. Y décadas después, antes de que muera definitivamente desangrada en la saliva de la Historia, la Real Academia Española (RAE) anda promoviendo la creación de una academia propia correspondiente a la que tiene sede en Madrid y al resto de las que existen en el mundo hispanohablante.
Darío Villanueva, director de la RAE, lo considera fundamental: “Debemos solventar esta deuda histórica”, asegura. Por eso ha puesto en marcha los mecanismos entre expertos e instituciones para su consolidación en los próximos años. “Cuenta con el apoyo de la Autoridad Nacional del judeoespañol , del Centro Sefarad-Israel y del Gobierno de Tel Aviv, donde tendría su sede”, comenta.
Shmuel Refael Vivante, miembro del comité ejecutivo de la autoridad nacional y director del Centro Naime y Yehoshua Salti para los estudios del judeoespañol en la Universidad de Bar-Ilán, es uno de los impulsores de la iniciativa. Ha dedicado su vida a recomponer los ecos medio fantasmales que escuchaba en su seno familiar. “Esta lengua juega un papel importante en mi vida. En mi casa se vertían palabras, expresiones, refranes, costumbres y modales sefardíes. Incluso, canciones. Era la lengua de la alegría, llenaba el espacio de mi madre con las vecinas y mi padre con amigos y supervivientes del holocausto”.
Poco a poco, el judeoespañol fue perdiendo en Israel espacio frente al hebreo. “Actualmente existen en torno a 400.000 descendientes y conocedores del judeoespañol en Israel”, añade Refael. Una cifra que se extiende por el mundo en lugares donde recalaron los sefardís. “Ya no en Holanda y Reino Unido, donde se ha perdido, pero sí por el norte de África o los Balcanes y Turquía”, comenta la escritora Esther Bendahan, directora de estudios judíos de Casa Sefarad-Israel.
DEL HEBREO A LA DIVERSIDAD
Nada más crearse el estado de Israel, se impuso el hebreo como lengua de cohesión oficial. Pero con el tiempo, las autoridades han ido entendiendo la necesidad de abrirse a los diversos idiomas que formaron parte de la identidad judía por el mundo. “Durante las últimas tres décadas, el judeoespañol ha atravesado muchas vicisitudes en Israel”, comenta Shmuel Refael. “Tras haber sido desplazado por el hebreo y haber dejado de utilizarse como lengua materna en los hogares sefardíes, fue abriéndose camino hacia la escena pública. De una lengua sobre la que se vaticinaba su desaparición, de una cultura de la que parecía imposible integrar parte alguna en beneficio de la sociedad israelí y de un tema totalmente desestimado por la investigación, hoy somos testigos de un cambio de paradigma”, añade el experto y defensor del judeoespañol. Actualmente, varias universidades alientan su estudio. Entre las más activas, la Hebrea de Jerusalén, la Ben-Gurion en el sur de país, donde funciona también el Centro Moshe David Gaón y la Bar-Ilán, cerca Tel-Aviv, donde tiene sede el Centro Naime y Yehoshua Salti, que Refael dirige desde 2003.
De aquella zona limítrofe europea proviene una de las corrientes de defensa del judeoespañol que promueve su uso con caracteres de origen cirílico y que convivirá en la nueva academia con quienes usan un alfabeto latino. Y de toda la dispersión, también provienen los distintos nombres: del ladino, al judezmo, como se le da en llamar en Turquía y los Balcanes o al haketía, que llega de Marruecos.
“Habrá que consensuar su denominación, para empezar”, afirma Bendahan. “Más que ladino seria quizás judeoespañol o sefardí… Debería ser incluyente. En ocasiones se olvida que existen muchas variantes que es importante abrazar. Y entender que estos hablantes son también contemporáneos. Forma parte de la realidad de una lengua que hablaban autores como Elias Canetti. Sería pactar con una realidad que hasta ahora no ha sido tomada en cuenta”, añade la escritora.
Lo principal es salvarlo. La diáspora y el holocausto lo hirieron de muerte. Pero existen peligros contemporáneos que lo pueden rematar. De ahí la urgencia, para Fernando Martínez Vara del Rey, encargado de relaciones institucionales de la Casa Sefarad-Israel. “Frente a las amenazas, existen elementos a favor como las posibilidades de comunicación que garantizan las redes sociales, o el apoyo de los poderes públicos españoles a través de entidades de diplomacia cultural como Instituto Cervantes o el propio Centro Sefarad-Israel. Una academia del judeoespañol que contará con el respaldo de la RAE y de la Autoridad Nacional de dicha lengua, sería un organismo adecuado para velar por su salud y promover la literatura como uno de los cauces habituales de expresión”.
La nostalgia ha sido un arma a favor para mantener la lengua viva. “No podemos ignorar el hecho de que los israelíes, especialmente aquellos que han crecido como yo en un hogar de judeoespañol hablantes, la echan de menos. Han luchado y siguen luchando contra el peligro de extinción de su lengua. A pesar de que saben que no volverá a ser la lengua con mayúsculas que resonaba en sus propios hogares o en sus actividades cotidianas, sienten que ha llegado el momento de hacer algo al respecto”, asegura Shmuel Refael. Una academia propia, con derecho a entrar en el sanedrín global del español que representa la RAE y sus 22 asociadas en todo el mundo, puede ser su salvación definitiva.
Fuente: El País

Un grupo de licenciados de Sevilla participan en la restauración del Convento de Zafra

Lunes, 10 de Julio de 2017

Un grupo de licenciados y graduados del departamento de Pintura de la Universidad de Sevilla dirigidos por el profesor Francisco José Sánchez ha comenzado la séptima campaña de restauración del Convento de Santa Clara en Zafra.

Así, al acto de presentación han asistido el alcalde de Zafra, José Carlos Contreras; la concejala de Cultura y Turismo, Rosa María Monreal; el director del Museo del Convento de Santa Clara, Juan Carlos Rubio; así como representantes de la Asociación Amigos del Museo, la madre abadesa Sor Dolores Vidal y los propios restauradores, según ha informado el Ayuntamiento de Zafra en nota de prensa.

El director del museo de Santa Clara, Juan Carlos Rubio ha resaltado la labor de este convenio que posibilita "uno de los objetivos básicos del museo de Santa Clara", el cual se trata de la conservación del patrimonio.

Igualmente, el director del museo ha explicado que la restauración se centra en piezas del interior del convento y en tres que forman parte de la exposición permanente como son la Santa Clara Velada, el retrato del Abad y el San Miguel. Además, terminarán otras piezas de la colección del convento como el retablo de la Anunciación iniciado en la campaña anterior.

El alcalde de Zafra ha agradecido a los restauradores su labor de restauración porque de otra forma sería imposible realizar por el elevado coste que supondría. Además, ha agradecido a Juan Carlos Rubio y a los Amigos de Museo por ser parte "activa" de este convenio, al igual que a la madre abadesa su colaboración para acometer la restauración de diferentes cuadros y retablos.

Por su parte, el profesor Francisco José Sánchez Concha ha agradecido a todos su colaboración en este convenio y, particularmente, el recibimiento "como todos los años por la congregación". También, ha resaltado que se trata de 14 licenciados y graduados, algunos de ellos conocedores de "técnicas novedosas muy útiles" en este tipo de restauraciones sobre retablos, tablas y maderas.

Por último, Dolores Vidal del Río ha agradecido a todos la restauración "porque hay mucha tarea por realizar en el culturalmente rico, pero necesitado, patrimonio existente, ya que la comunidad de religiosas no puede afrontar los gastos de la restauración, de la que disfrutan todos los vecinos", ha explicado.

Esta restauración es fruto del acuerdo de colaboración de la Universidad de Sevilla, del Ayuntamiento de Zafra, de la Dirección General de Patrimonio de la Junta de Extremadura, de la Asociación de Amigos del Museo y Patrimonio de Zafra, junto al propio Museo y la Comunidad de las Clarisas.

Fuente HOY

Contacto Real Academia de Extremadura

Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes

Palacio de Lorenzana.

C/ de la Academia s/n.
Apdo. 117 C.P. 10200 Trujillo

Tels.: 927-32 3109 / 927-323131

Fax: 927 32 31 09

E-mail: Deshabilitado temporalmente, disculpen las molestias. Para cuelquier consulta, por favor, llamen por teléfono.

 

Diseño y webmaster: Docunet digitalización y diseño

Tel. 605 462 471

 

 

Últimas actividades y noticias

El Meiac mantiena la exposición con obras del pintor Ortega Muñoz
El Museo Extremeño e Iberoamericano de Arte Contemporáneo (Meiac) mantiene la exposici
La historia no contada de Arroyo de la Luz
«Arroyo ya no es del Puerco, que lo llaman cielo azul porque tiene por Patrona a la Virgen de
La región pierde 30.000 jóvenes activos y gana 12.000 jubilados en una década
Cada vez hay menos gente que sostiene el sistema», resume Teodoro Casares, secretario de Forma