Fondo Logo

Alicia Merino Labrador

LUCERNA
Cuando en la oscuridad del desaliento 
en su cavernoso cepo
apenas nos roza 
la esperanza   con su tacto de luciérnaga,
su vuelo  más que alumbrar  desorienta
porque  aurora que principia
es hendidura que abisma 
y que se lleva   lo mismo que  da   la fuerza.
Diminuta criatura aérea,  si me merodeas
inyecta en mi  carne cansada
tu ovípara estirpe de estrellas,
dame el bebedizo opiáceo
de tu sabor de leyenda,
muéstrame  Diosa antigua
tu plumaje de alabastro  o  el talco perfumado
de tu áura gigantesca,
que estoy sintiendo en mi espalda
la batida de tus alas turbulentas. 

POÉTICA
Con diminutos  sillares
livianos
una catedral de letras
estoy  levantando,
con  salmodias antiguas
trazo las bóvedas   trazo los arcos...

Ciega  por sus corredores largos
voy buscando una  reliquia    alguna capilla de santo.
A veces,  es como si   se pintara
algún   retablo...
Quién sabe si el vaho de alguien
desprenderá  la cifra   
de su  milagro.
FENÓMENO
Nada mejor, en las tristes tardes de septiembre,
donde todo el fulgor y la risa
se habían evaporado, dejándonos a cambio
un olor a sacapuntas  a carteras  sin estrenar
curtidas  en las ferias de ganado  que intransigentes
y antiguas asesinaban al verano,
que un rumor lejano entre las sierras
del trueno      seguido de la culebra
del rayo,
Porque entonces algún Dios  no nos dio
por olvidados. A salvo ya del fiero tedio  en la sala resguardados
con los padres y las madres …los vecinos, los hermanos...
todos los pies alzados  en  la silla de los palos
torneados
dejarnos ser mecidos  por los rezos
de las viejas  por los cuentos
de los rayos
por mil vacas y mil árboles por el cielo acuchillados,
por  todos los antepasados que tragaron
el azufre
de ciclones en los campos…

Y en el alma
basculante   la promesa del regalo:
El perfume de la tierra en la calle
descampada
tras haber sido igualados  boquiabiertos
de tormenta
lo mismo adultos que infantes
ante el teatro de la abuela
deus ex machina  mediando...

SE BUSCA
Ni sombra soy de lo que fuí
ando perdida como sin áncora
ahora que recuerdo la jornada
en que advertí
que toda persona tiene a la luz del sol
como un trasunto de sí
que de sus pies se desdobla o se levanta;
Andaría como siempre libre
y feliz  trotando mi niñez
en alguna cuesta curva y soleada
desierta de gente sí, pero repleta de golondrinas
que volandeaban
a la altura de mi alma,
antes del mediodía  las sospechas se confirmaban:
Otra más oscura niña y de escasa talla
con mis mismos remolinos   mi misma falda
venía detrás de mí
-entre las tapias del romero se clareba-
en el atrio de la Iglesia jugó conmigo
conmigo vino hasta la plaza y
si cariñosamente,  algún adulto me saludaba
paraba también conmigo  cabeza baja.
Mentiría si no dijera que así de pronto me intimidó
su negra estampa  pero
también conmigo daba saltitos  cuando
se nos olvidaba contenta a ambas... Qué miedo tenerle entonces
a tan ingenua  compaña   si parecía
al ir sin rostro  tan aliviada
ser de mí misma   una más fresca   y  clara  constancia. Desde aquel día  no he vuelto a verla
ni a sentir  su presencia sabia. Busco a la sombra de aquella niña
doy  recompensa  a quien la traiga.
LABYRINTHOS

Devanando de mis pensamientos   los hilos
hallo  trabado  entre sus cuerpos nítidos
la obtusa grisalla de que son ya dos noches
las que llevo con ésta   soñando  contigo,
Y  huyo  y  esquivo la viscosidad
que segrega  lo onírico  al dificultar
la extracción de raíz que me gusta obtener
de cada filamento  enterizo
y que mi memoria sabe rescatar
de su pozo infinito. No obstante  resbalo  en la sustancia densa
patino.
Porque si con ésta  son tres  ya  esta noche
las que haga  soñando contigo
es probable que salten todas las alarmas
en los corredores  donde el ideario
hecho extendido ovillo
se entrega   en su transitar   al diario ejercicio.
Nada estará a salvo entonces contigo,  porque
en los desvanes   con trenzadas  sogas
de disertaciones
y férrea trigonometría de olvido
te tengo cautivo; Y  digo   si de mi prisión de razones
lograras exilio    ingobernable arrasaría  la luz  de tu  brillo  mis  mil
pasadizos... Como  muerdo de vida solar
horada  la  rutina  pequeña 
de un miope mamífero.


Con el patrocinio de la
JUNTA DE EXTREMADURA
Consejería de Cultura e Igualdad


 

Últimas Noticias

More in Actividades  

Agenda

More in Agenda  

Libros Recomendados

More in Libro recomendado  

Últimas Publicaciones

  • Volver a encontrase con R. Rufino Félix constituye siempre una experiencia conmovedora. La hemos sentido, una vez más, en su entrega última (él dice: final, lo que yo ni creo, ni deseo), justamente...
  • Félix Pinero Periodista y escritor No es la primera vez que el historiador del arte y las tradiciones extremeñas, José Antonio Ramos Rubio, acude a la fotografía para revelarnos el pasado de...
  • Desde que el año 1992 se descubriese en Barcarrota una biblioteca emparedada, que Fernando Serrano demostró pertenecía al médico judío Francisco de Peñaranda, dicho pueblo, próximo a la frontera...
  • Libertad González Nogales y Cayetano Ibarra, Memoria de Libertad. Zafra, Imprenta Rayego, 2018. Cayetano Ibarra ha puesto la letra al relato oral con el que fue recomponiendo su vida Libertad, una...
  • -Cortés Cortés, Fernando (dir.), Revista de Estudios Extremeños, 2017-III. Badajoz, Centro de Estudios Extremeños. Tomo LXXIII de la clásica revista extremeña, recoge en sus casi 800 páginas...
More in Publicaciones  

Boletines

More in Boletín  

Contacto Real Academia de Extremadura

Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes

Palacio de Lorenzana.

C/ de la Academia s/n.
Apdo. 117 C.P. 10200 Trujillo

Tels.: 927-32 3109 

© 2015 Your Company. All Rights Reserved. Designed By JoomShaper