Fondo Logo

5-4-2011

Han sido convocados los XL Coloquios Históricos de Extremadura. Se celebrarán durante los días 19-25 de septiembre próximo y estarán dedicados a Francisco de Orellana en elquinto centenario del nacimiento del descubridor del Amazonas. Para más información, entrar en www.chde.org


 

5-4-2011

El próximo 7 de mayo, en Garrovillas de Alconetar, se celebrarán por segunda vez las jornadas bianuales dedicadas a las historias locales extremeñas. Este año se prestará especial atención al estudio y aportaciones que ofrecen en este campo la tradición oral y las nuevas tecnologías.


 

5-4-2011

Los próximos días 8 y 9 de abril se celebrarán los IV encuentros organizados por la federación de Asociaciones Culturales SISEVA, En esta ocasión estarán dedicados al estudio de la Mesta y tendran lugar en la localidad de Siruela. Más info. www.siseva.es


 

5-4-2011

La Iglesia de Inglaterra planeaba subastar las piezas para reformar su sede de Auckland

Un millonario británico, Johnatan Ruffer, ha adquirido a la Iglesia Anglicana doce cuadros de Francisco de Zurbarán por unos 15 millones de libras (17 millones de euros) e inmediatamente los donó para la construcción de un centro cultural. Las obras maestras pertenecen a la serie de «Jacob y sus hijos», que se encuentran desde 1756 en el Castillo de Auckland, residencia oficial del Obispo de Durham, al noreste de Inglaterra. Ruffer, un cristiano evangelista con una fortuna estimada en más de 100 millones de euros, se crió en Durham y al enterarse de que la Iglesia tenía previsto vender los cuadros para financiar las reformas del Castillo, decidió adquirirlos para evitar que terminaran en el extranjero.

La posible subasta de los cuadros se convirtió en una causa nacional en el mundillo del arte y en la zona del noreste del país. Más de tres mil personas firmaron una petición exigiendo que se prohibiera la venta, hubo artículos en revistas especializadas y en la prensa nacional y local y hasta el secretario de Cultura, Jeremy Hunt, intervino en la polémica la semana pasada con una exhortación a la Comisión Artística de la Iglesia para que garantizara que los cuadros pudieran seguir siendo vistos por el público británico.

Como buen hombre de negocios, Ruffer pensó primero en términos comerciales, un bien que se añadiría a su colección y que podría disfrutar en la privacidad de su hogar. «Pero me di cuenta que podía hacer algo mucho mejor», señaló. En medio de las negociaciones en curso entre la Iglesia, el ayuntamiento de Durham County y la Fundación Nacional para transformar al castillo en patrimonio cultural, galería de arte y centro de atracción turística, la adquisición era una manera de apuntalar ese proyecto otorgando dinero y valor artístico al futuro museo.

Zurbarán completó los doce cuadros entre 1640 y 1645. El obispo Richard Trevor los adquirió en 1756 por 124 libras esterlinas.

Fuente: ABC
MARCELO JUSTO / LONDRES / 05/04/2011


 

24-4-2011

DICE de él José Miguel de Mayoralgo y Lodo, conde de los Acevedos, presidente del Instituto de Estudios Heráldicos y Genealógicos de Extremadura: «El escudo en cuestión es el más monumental de todos los existentes en Cáceres, a pesar de ser de los más recientes, y probablemente desde el siglo XVII no se ha labrado en toda Extremadura una pieza tan notable como esa. Fue diseñada por el gran escultor Enrique Pérez Comendador y ejecutada por expertos canteros. Es todo él de granito, consta de siete piezas, medía 2,50 metros de alto, por 2,40 de ancho y 80 centímetros de fondo, y pesa 12.000 kilos. Eso explica las grandes dificultades que han tenido para retirarlo».
Se mueven los cimientos de la nación que fuimos. La inquina chirría con el cincel para el derribo y mueren los símbolos, no por la carga del tiempo sino por el odio de la piqueta. La reconciliación no estaba sellada y el lacre del 78 era postizo, y el pacto agua sucia que ha corrido disfrazándolo todo y sin respetar juramento. España cruje pero no muge porque está adormecida por las conveniencias de los gestores de una opinión pública mayoritariamente puesta en nomina. El ingenio hispano se disuelve fagocitado por la política y mucho bueno va al desguace. El genio creador no se sostiene ya por lo que fue en sí mismo porque, entre otras cosas, se le pone sombra al arte para atacar el recuerdo. Todo se esquilma sin remedio, por la nueva invasión de los bárbaros. No hay ley oportuna si sirve para esquilmar el arte. No comprendemos qué clase de fetichismo iconoclasta nos ha enfermado para no distinguir entre la excelencia y lo burdo. No se reconoce el primor de las grandes obras, que por sí mismas valen más que lo que significaron; la burricie no sabe de banderas blancas ni de solemnidades y respetos obligados. Pareciera una guerra en la paz, avivando la saña en un ajuste de cuentas que no se frena ante las fronteras de la maestría. El oficio creativo de los genios no se hizo para tirotear desde trinchera alguna. Me duele que los nombres propios que honramos, sean ahora removidos por sus obras en sus tumbas. Los honores de antaño se percuden, creyendo que con ello se repara alguna herida. Si ese hubiera sido el actuar de nuestros antepasados, hoy tendríamos solo páramos y desiertos donde dialogar sobre la indigencia que nos hemos acarreado. El robledal de Corpes habría ardido sin reparar honra, y los jardines de la Granja habrían secado sus veneros. Ya no habría toros de Guisando y La Marcha Triunfal de Rubén Darío estaría prohibida. No tendríamos El Escorial. San Lorenzo habría caído del calendario y Lepanto no se recordaría como «la más alta ocasión que vieron lo siglos», sino que vendría a ser vocablo desconocido en el diccionario de las hazañas.
En estas contiendas del pensamiento honesto los intelectuales son apenas bustos expectantes y solo de cuando en cuando levan una bandera de letras, aunque ya saben, antes de izarla, que serán degolladas sus razones aunque las leyes les asistan.
Ya la justicia no es ciega. Ya la carga de la prueba está contra los que piensan y no se alistan en ese bando. Un bando y otro bando ¡qué pena! una nación de banderías, eso es lo que queda después de tantos intentos de reconciliación. Tenemos los periódicos llenos de calaveras, de tibias retorcidas e ignoradas y el 'huesario' del Valle de los Caídos, con los brazos abiertos, se ve como una ofensa y se incita a los pirómanos, a las excavadoras y a la dinamita para que la emprendan contra Cuelgamuros. ¿Qué sacamos matando el arte? Es lícito recuperar al fallecido y honrar la memoria de aquellos muertos a manos de brutos de un lado y otro, pero hagámoslo con toda la memoria histórica puesta en razón para que no exterminemos lo bueno de los días pretéritos con fantasmas enfundados de guadañas para ajustar cuentas. Los españoles de hoy viven una historia emborrachada de inquina. No es cuestión de ideología sino de desvarío. Felipe González, desde la izquierda más seria, afirmó que había que haber tirado del caballo a Franco cuando estaba vivo, pero que para derribar estatuas de piedra vale cualquiera porque solo es un brindis para los forofos. Y lo dijo en El País, y a Juan Luis Cebrián. Pero la cuestión no es ya el asunto Franco, que bien muerto está, tan muerto que ni Garzón ha podido procesarlo. La cuestión es de identidad. Queremos destruir lo que somos, queremos acabar con una parte de nuestra biografía sin darnos cuenta de que el cuerpo de la historia no está hecho al modo de un mecano para jugar en el patio de la escuela. La historia es toda, y hay que asumirla, sin saña y con razón. Hay que asimilarla con patriotismo sin complejos, para creer que entre errores y aciertos, entre números azules y rojos, el balance sea una historia común por la que ha merecido la pena llegar hasta aquí.
Hoy, las razones jurídicas y las razones históricas esgrimidas por los juristas e historiadores para salvar una hermosa piedra armera, son vistas como señales de humo defensivo y numantino por los resentidos. Ante tamañas interpretaciones solo queda anotar la historia para que aguante más allá de la memoria, y pueda algún día un hombre libre escribirla, sin coacciones y sin complejos. Y pueda contar la realidad de una época turbia donde no poco se va engendrando entre la ignorancia y el odio con el propósito de eliminar algo tan grande como la verdad. Si no lo remediamos, en el útero de España crecerá un zombi y el parto del mañana es incierto porque el monstruo tal vez quiera emular o superar la genética trastornada de quienes lo engendraron.
Hay que ir otra vez a rescatar el sepulcro de don Quijote como proponía Unamuno porque, por no saber, ya no sabemos quiénes somos.
Todavía a algunos nos queda la esperanza para que triunfe la inteligencia y veamos a «España camisa blanca que es mi esperanza» como el lugar de encuentro. Sí, todavía es posible, como escribiría con nosotros, si viviera, Manuel Pacheco.

FELICIANO CORREA


 

27-4-2011

Natural de Granada, en cuya Universidad ejerció como profesor de Portugués, M. Martínez (+ 2007) se doctoró (1974) con la tesis "El enclave de Olivenza, su historia y su habla: estudio histórico-etnográfico y lingüístico de la Olivenza portuguesa", estudio que permaneció inédito. De ahí nace esta obra, cuya edición ha cuidado el siempre fiable Luis Alfonso Limpo. Académico correspondiente de la Real de Extremadura, el editor ha seleccionado los contenidos relacionados con la toponimia oliventina, adjuntando en notas a pie de página las nuevas aportaciones que sobre el tema han ido apareciendo en los lustros últimos. El autor tuvo muy?en cuenta las raíces críticas, árabes y francesas (de los caballeros Templarios) existentes en el romance luso.

Martínez Martínez Manuel, "Por los campos de OIivenza". Badajoz, Caja Rural de Extremadura, 2010.


 


Con el patrocinio de la
JUNTA DE EXTREMADURA
Consejería de Cultura e Igualdad


 

Últimas Noticias

More in Actividades  

Agenda

More in Agenda  

Libros Recomendados

  • Tuesday, 30 June 2020
    Laura Olalla nació (1953) en Garlitos, corazón de la “Siberia extremeña”, donde pasó la niñez. Ya se sabe, la patria de cada persona es la infancia. Lo que se cumple también en esta escritora, pese...
  • Tuesday, 30 June 2020
    Isidro Timón es un nombre bien conocido entre los amantes del teatro. Natural de Cáceres, pero criado en Villanueva de la Vera, que él tiene por su pueblo, comenzó los estudios universitarios de...
  • Saturday, 13 June 2020
    Es Luis Sáez (Cáceres, 1966) uno de los ensayistas extremeños más fecundos y lúcidos. Entre tantos de los suyos, a mí sigue atrayéndome especialmente Animales melancólicos. La invención literaria de...
  • Monday, 08 June 2020
    Como si un ángel es una conmovedora narración, que combina armónicamente instancias históricas, documentalistas y literarias en torno a la figura de la joven Gisela Tenenbaum, “desaparecida” entre...
  • Saturday, 30 May 2020
    José Luis Muñoz (Salamanca, 1951), hombre polifacético, es sobre todo novelista. Como tal, ha sido galardonado con muchos de los más importantes premiosos españoles: el Azorín, Tigre Juan, Café...
More in Libro recomendado  

Últimas Publicaciones

  • Volver a encontrase con R. Rufino Félix constituye siempre una experiencia conmovedora. La hemos sentido, una vez más, en su entrega última (él dice: final, lo que yo ni creo, ni deseo), justamente...
  • Félix Pinero Periodista y escritor No es la primera vez que el historiador del arte y las tradiciones extremeñas, José Antonio Ramos Rubio, acude a la fotografía para revelarnos el pasado de...
  • Desde que el año 1992 se descubriese en Barcarrota una biblioteca emparedada, que Fernando Serrano demostró pertenecía al médico judío Francisco de Peñaranda, dicho pueblo, próximo a la frontera...
  • Libertad González Nogales y Cayetano Ibarra, Memoria de Libertad. Zafra, Imprenta Rayego, 2018. Cayetano Ibarra ha puesto la letra al relato oral con el que fue recomponiendo su vida Libertad, una...
  • -Cortés Cortés, Fernando (dir.), Revista de Estudios Extremeños, 2017-III. Badajoz, Centro de Estudios Extremeños. Tomo LXXIII de la clásica revista extremeña, recoge en sus casi 800 páginas...
More in Publicaciones  

Boletines

More in Boletín  

Contacto Real Academia de Extremadura

Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes

Palacio de Lorenzana.

C/ de la Academia s/n.
Apdo. 117 C.P. 10200 Trujillo

Tels.: 927-32 3109 

© 2015 Your Company. All Rights Reserved. Designed By JoomShaper