Fondo Logo

20190416 4 NP Presidente Monsenor Antonio MonteroEn el pasado mes de abril, diferentes instituciones extremeñas tributaron un homenaje a don Antonio Montero, primer arzobispo de la provincia eclesiástica extremeña y académico numerario de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes, con motivo de cumplirse el cincuenta aniversario de su ordenación episcopal. La Academia estuvo representada en los actos conmemorativos por el académico censor Feliciano Correa Gamero.
Monseñor Montero Moreno ingresó en la Real Academia en mayo de 1997 y durante su vida activa, independientemente de su larga trayectoria pastoral y eclesial, ha desarrollado una amplia actividad intelectual en el campo del periodismo y de las ciencias sociales.
En el acto de homenaje estuvieron presentes arzobispos, obispos, más de doscientos sacerdotes, así como representantes de las instituciones civiles extremeñas, entre ellos los presidentes de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodriguez Ibarra y Guillermo Fernández Vara.
El arzobispo de Mérida-Badajoz señaló que don Antonio Montero ha sido el “impulsor y creador de la archidiócesis Mérida-Badajoz”. Por su parte, el presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara destacó “la labor de diálogo y consenso” que monseñor Montero realizó durante su etapa al frente del arzobispado, así como haber sido “un referente para toda la sociedad extremeña”
El alcalde de Badajoz, Francisco Javier Fragoso, manifestó que monseñor Montero “pasará a la historia pacense por su contribución al desarrollo religioso y social de la comunidad. A los actos conmemorativos se incorporaron numerosas representaciones de la sociedad extremeña.

Artículo completo (PDF)

Trinidad NogalesLa Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes ha elegido por unanimidad miembro numeraria a Trinidad Nogales Basarrate, actual directora del Museo Nacional de Arte Romano de Mérida, en la sesión celebrada el pasado sábado 4 de abril, presidida por el director de la Academia, Francisco Javier Pizarro Gómez. La nueva académica, que leerá su discurso de ingreso en los próximos meses, ocupará la vacante causada por el fallecimiento de Pedro Rubio Merino, que fuera archivero de las catedrales de Badajoz y Sevilla y, con anterioridad, director del Museo Provincial de Bellas Artes de Cáceres.

Trinidad Nogales Basarrate fue Premio Extraordinario de Doctorado por la Universidad de Salamanca. Obtuvo su primera plaza por oposición en el Museo Nacional de Arte Romano, en el que ha discurrido su trayectoria profesional desde la puesta en marcha del Museo. Ha sido responsable, sucesivamente, de las áreas de Documentación, Investigación, Difusión y Relaciones Internacionales y ha realizado numerosas estancias internacionales en instituciones arqueológicas para la proyección y difusión del MNAR en estados Unidos, Roma, Berlín, Burdeos, Toulouse y Lisboa. Desde 2011 a 2015 fue consejera de Educación y Cultura del Gobierno de Extremadura.

Trinidad Nogales es académica correspondiente de la Real Academia de la Historia, y de la Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla, así como del Instituto Arqueológico Alemán. Ha sido Profesora tutora del Centro Regional de la UNED y profesora invitada en diversas instituciones extranjeras.

discurso01Con un discurso titulado La contribución de los pensadores a la prosperidad de los pueblos/Aproximación crítica a la historia de Extremadura tomó posesión como académico numerario de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes el periodista y escritor José Julián Barriga Bravo en un solemne acto presidido por el director de la institución Francisco Javier Pizarro Gómez. Contestó al nuevo académico el miembro de la RAEX, Miguel del Barco Gallego. Asistió a la lectura del discurso de ingreso una nutrida representación de entidades e instituciones de la vida social extremeña, acompañando a los académicos de número y a los correspondientes. Entre las autoridades asistentes figuraba la secretaria general de la Consejería de Cultura, Miriam García Cabezas, el director general de Universidades, Juan José Maldonado Briegas, el obispo de Coria Cáceres, Francisco Cerro Chaves y el obispo emérito de Albacete Ciriaco Benavente Mateos.

Con el ceremonial habitual, el nuevo académico accedió al salón conducido por los miembros de la corporación Gerardo Ayala Hernández y José Luis Bernal Salgado. El nuevo académico elogió la figura de Miguel del Barco Gallego, y de su predecesor Francisco Tejada Vizuete, historiador, profesor, teólogo, académico, que desde 1997 honró con su presencia y sus trabajos la Academia.

“Me propongo –afirmó-, tratar de convencerles de las razones por las que unos pueblos prosperan, y otros permanecen en situación de dependencia. O, dicho de otra manera: los pueblos que gozan de prosperidad son naciones que han tenido o tienen pensamiento, es decir pensadores, y aquellas otras que han carecido de ideas son territorios yermos y poco prósperos. Trataré de exponer esta convicción cabalgando por la historia, la cultura, las artes de esta tierra querida, y con la que me siento muy especialmente comprometido”

En este mismo sentido afirmó que trataría de demostrar que en los tiempos en que Extremadura contó con pensadores tuvo cierta prosperidad, y en aquellos otros, los más, que el ingenio vivió apagado, los extremeños fuimos pobres. “Den por hecho que estoy convencido, y así trataré de demostrarlo, que la primera condición para la prosperidad de los pueblos es el pensamiento, y de que existe una correlación directa entre prosperidad y pensamiento. Sin ninguna excepción en la historia, a pueblos prósperos correspondieron pensadores, y la ausencia de pensadores coincide con territorios no desarrollados. Y, como corolario, les adelanto este otro convencimiento: los heterodoxos, es decir quienes anteponen la razón a los comportamientos pautados e impuestos, son y fueron promotores de la prosperidad. Porque, en definitiva, el pensamiento, el pensamiento crítico, es el motor de las artes y de la ciencia, del bienestar, de la justicia y de la ética”

Seguidamente señaló que “Extremadura ha vivido a lo largo de su historia tres momentos de esplendor: los tiempos de Augusta Emérita, el siglo de Oro y de los Conquistadores, y el empuje intelectual del siglo XIX”. En relación con el siglo XVI manifestó que fue una autentica explosión de pensamiento y de talento que le hizo exclamar a quien sigue siendo todavía el máximo exponente crítico de la historia intelectual de Extremadura, Antonio Rodriguez Moñino, qué otra región de España puede equipararse con Extremadura en cuanto a esplendor intelectual o, como señala el historiador Miguel Angel Teijeiro, no existió disciplina en la que no se registren figuras notables y, en algunos casos, excepcionales en la Conquista y Colonización de América, uno de los grandes acontecimientos de la Historia de la Humanidad. Pero el brillo y la fama de la Extremadura del siglo de Oro se agotaron tan pronto como la nobleza trasladó a la Corte sus cuarteles generales”

“Esta es –afirmó el nuevo académico- la primera y principal lacra, el más importante baldón de nuestra historia. La emigración constante del talento es la causa y razón del retraso de Extremadura. Cuando actualmente lamentamos la pérdida que para el patrimonio biológico de Extremadura supone la emigración de los jóvenes, en cuya formación la sociedad no escatimó ni tiempo ni recursos, no ocurre nada diferente a lo que sucedió, desde los tiempos más remotos, con el éxodo de las elites intelectuales extremeñas. La emigración del talento es como si fuera una maldición que ha acompañado a esta tierra a lo largo de la historia”

(Ver texto completo)

discurso02Tras su intervención, continuó en el uso de la palabra el también miembro de la institución Miguel del Barco Gallego. Comenzó diciendo que el nuevo académico viene avalado por un brillante y dilatado historial profesional: periodista, escritor y novelista y por una acrisolada honradez intelectual de firmes e insobornables convicciones. La lectura de algunos de los textos del nuevo académico sirvió a Miguel Barco Gallego para reivindicar las glorias y el legado de los Conquistadores extremeños y la adscripción de Guadalupe al mapa religioso de la Comunidad extremeña.

Miguel del Barco Gallego terminó su discurso de contestación con la siguiente reflexión: “En la atareada soledad de mi estudio, escenario de tantas horas y de tantos años dedicados a la creación musical , el folclore de nuestra tierra ha sido para mí un manantial inagotable de inspiración y una forma de identificarme con las costumbres y los valores de mi gente. La obligada lejanía nunca fue para mí un obstáculo para sentir plenamente mi condición de extremeño porque también en la música, para quienes sepan sentirla e interpretarla, hay un mensaje, un pensamiento, un estilo que define la singularidad y la forma de vivir de un pueblo. La música popular -su ritmo , su letra- es también una escuela de sabiduría, una escuela de pensamiento”.

(Ver texto completo)

A continuación, el director de la Real Academia impuso la medalla de académico numerario a José Julian Barriga Bravo, le entregó el documento acreditativo y declaró clausurado el acto de toma de posesión, celebrado el 1 de diciembre de 2018 en el palacio de Lorenzana.

Los académicos e invitados asistieron por último a un coctel celebrado en la Fundación Xavier de Salas, en el antiguo convento de San Francisco de Trujillo.

El jurado del XXI Certamen de Relatos Rafael González Castell, en presencia de la concejala de Cultura de Montijo, María Jesús Rodríguez Villa, ha fallado como obra ganadora de esta edición el relato La Noción del Cero, premio otorgado a título póstumo a Fulgen Valares Garrote, que falleció el julio pasado. El jurado estaba compuesto por José Luis Bernal Salgado, Manuel Pecellín Lancharro, Carmen Fernándes-Daza Álvarez, Lourdes León Gómez, Piedad González- Castell Zoydo y como secretaria, María del Carmen Trejo Simóes.
Fulgencio Valares, natural de San Sebastián aunque con raíces en Miajadas, tuvo una trayectoria profesional vinculada al teatro tras cursar Grado Superior de Arte Dramático por la ESAD. Entre otras menciones, dirigió el aula de teatro en la Uex, pasó por ayudar en la dirección de festivales como el Festival de Teatro Clásico de Alcántara o poner bajo su dirección en escena textos propios como Volver a nacer (Rodetacón, 2008). A ello hay que sumar además publicaciones y premios literarios como el primer premio del VIII Certamen de Cuentos de la Diputación de Badajoz, en el 2005. La noción del cero es la historia de un pobre hombre, un don nadie, «un cero a la izquierda», cuya moral irá degradándose hasta límites insospechables para él mismo. Metido ya en la cincuentena, un divorcio infeliz lo deja en la calle y sin trabajo, al dejar a su mujer la librería.

Hoy se ha presentado en la sede de la Real Academia Española (RAE) la obra Cerámica popular hispana. Legado Alonso Zamora-María Josefa Canellada.

En el acto, celebrado en la sala Rufino José Cuervo, han participado el académico José Antonio Pascual; Manuel Villa-Cellino, presidente de la Fundación Antonio de Nebrija —editora de la obra—; Antonio Viudas Camarasa, coordinador del «Itinerario artístico literario Alonso Zamora Vicente. 100 años de su nacimiento, 1916-2016»; Montaña Paredes, directora de la Fundación Biblioteca Alonso Zamora Vicente, y Florencio-Javier García Mogollón, comisario de la exposición «Cerámica popular hispana. Legado Alonso Zamora-María Josefa Canellada». Además, han asistido el director honorario, Víctor García de la Concha, y la académica Paz Battaner.

Cerámica popular hispana, como ha indicado Viudas Camarasa, «es un título que da a conocer una faceta un tanto ignorada de Alonso Zamora Vicente. Todos sabíamos de su amor hacia la artesanía popular por sus estudios de etnografía. La referencia a la alfarería y cerámica populares está presente tanto en sus obras literarias como en sus ensayos filológicos».

En el libro que hoy se ha presentado, ha añadido, «se recoge el inventario de las ciento cuarenta y nueve piezas que componen el catálogo con el correspondiente estudio de Florencio-Javier García Mogollón, con su introducción y bibliografía».

El académico José Antonio Pascual ha destacado que este libro «supone un gran soporte para investigación porque no solo se detectan las piezas: también la autoría y se da una interpretación de ellas. Tras este libro hay una lección de un maestro desde la afición etnográfica».

CENTENARIO DE A. Z. V.

Por su parte, García Mogollón ha recordado que, con motivo del centenario del nacimiento de Alonso Zamora Vicente, el 1 de febrero de 1916, la Biblioteca Nacional de España le dedicó una exposición bibliográfica. La Fundación Nebrija también se sumó a las conmemoraciones con la organización de unas jornadas en torno a su figura, celebradas los días 21 y 22 de septiembre de 2016 y clausuradas en la RAE. Del 11 al 13 de noviembre del mismo año se celebró en Cáceres el «Itinerario artístico literario Alonso Zamora Vicente», coordinado por Viudas Camarasa.

También se celebró la exposición sobre cerámica popular antes mencionada. «Esta fue una selección de la gran colección de más de mil piezas que adquirieron Alonso Zamora Vicente y su esposa, María Josefa Canellada, en sus frecuentes viajes. Afición a la cerámica, y a las artes en general, que tiene su correspondiente reflejo en la abundante bibliografía especializada que trata sobre estos temas guardada en la Biblioteca Alonso Zamora Vicente: hay unos mil títulos sobre materias histórico-artísticas, de los cuales cerca de un centenar son de cerámica, y forman parte, junto a la colección de cerámica, del patrimonio que la familia Zamora Canellada cedió a su Fundación Biblioteca en 2006».

ZAMORA VICENTE

Alonso Zamora Vicente (1916-2006) ingresó en la RAE (silla D) en 1967 con el discurso titulado Asedio a «Luces de bohemia», primer esperpento de Ramón María del Valle-Inclán. En 1969 recibió el Premio Nacional de Ensayo por la reelaboración de su discurso de ingreso.

Elegido secretario perpetuo de la Academia el 2 de diciembre de 1971, renunció al cargo en 1989 por motivos de salud. Doctor por la Universidad Central de Madrid con la tesis El habla de Mérida y sus cercanías, Alonso Zamora Vicente fue catedrático de la Universidad de Santiago, de la Universidad de Salamanca y de la Universidad Central de Madrid.

cartelcongresonebrija

Circular Informativa (PDF)

Formulario de Inscripción Comunicantes

El plazo de presentación de propuestas de comunicaciones se amplía hasta el día 30 de mayo de 2022.

Formulario de Inscripción Asistentes

Últimas Noticias


Con el patrocinio de la
JUNTA DE EXTREMADURA
Consejería de Cultura, Turismo y Deporte


 

Agenda

More in Agenda  

Últimas Publicaciones

  • Inventario de Publicaciones
    MEMORIAS (Trabajos de investigación de historia y arte de Extremadura)   Memorias de la Real Academia de Extremadura de las Letras y las Artes I. -- Trujillo: Real Academia de...
More in Publicaciones  

Boletines

More in Boletín